últimas noticias sobre el COVID-19

ACASVI (Asociación de Caridades San Vicente) es una rama internacional de la Familia Vicentina, Católica, con personería jurídica, sin fines de lucro, que brinda ininterrumpidamente desde hace 25 años asistencia integral a 65 adultos mayores, entre los cuales tenemos un grupo de pobres vergonzantes, necesitados, del ámbito de la parroquia «Virgen Milagrosa» de Miraflores (Lima, Perú).

¿Quién es el Pobre Vergonzante?

Los pobres vergonzantes son personas que nunca tuvieron que pasar privaciones y que al llegar a la ancianidad quedaron sin medios económicos, sin pensión de jubilación, sin seguro de salud y sin familiares que quisieran o pudieran hacer cargo de ellos.

Como nunca necesitaron pedir, no saben cómo hacerlo y es un grupo del que pocos se preocupan en ayudar.

Cómo Trabaja ACASVI:

En el Servicio de Alimentación brindamos cada semana una bolsa de víveres, que ha sido cuidadosamente estructurada por un nutricionista especializado, para  poder mantenerlos con una alimentación saludable.

La Coordinadora del Servicio de Alimentación había previsto el subsidio para cubrir los primeros 15 días de la cuarentena, posteriormente recurrimos a nuestros ahorros de las diferentes actividades realizadas y entregamos a cada Beneficiario una Gift Card de Cencosud,  para poder cubrir las 2 semanas subsiguientes, estando cubiertos hasta la semana del 6 de abril.

Gracias a la Divina Providencia, tuvimos el apoyo del Gobierno Central, que, en coordinación con la Municipalidad y nuestro Párroco, el padre Arturo Aguirre C.M., incluyeron nuestra lista de beneficiarios para la entrega de canasta de víveres, logrando cubrir todo el mes de abril.

Para las siguientes cuatro semanas del mes de mayo acordamos entregar dinero en efectivo, de manera excepcional, por la emergencia y contra nuestro estilo de trabajo, enviándolo a sus domicilios para evitar que se contagien al momento de salir a recogerlo y además para que puedan utilizarlo de manera más eficaz, haciendo las compras en lugares cercanos a su domicilio y utilizándolo en lo más imprescindible para ellos.

Hemos continuado con este sistema y lo llevamos a cabo de manera eficaz, gracias a la participación de cada una de las voluntarias comprometidas a no detener su compromiso a pesar de los tiempos difíciles.

Distribución:

  • Se realizan las listas de todos los Beneficiarios.
  • La coordinadora de alimentación distribuye los nombres a un equipo encargado de llamar a cada beneficiario y hacer las coordinaciones para el día y hora de recogida.
  • Otro equipo separa en diferentes listas, que se dividen por la cercanía del domicilio del beneficiario con el lugar de recogida, que puede ser nuestra casona (sede), o el domicilio de 2 voluntarias.
  • Se envía en taxi los sobres con dinero y nombre de cada beneficiario, a los 3 diferentes puntos de destino donde serán distribuidos, acompañados de sus cargos respectivos.
  • Estas listas son firmadas por la persona encargada de recoger el dinero, previa identificación con su DNI, que fue dictado telefónicamente al momento que la Voluntaria encargada se comunicó.
  • Después de la entrega, cada voluntaria llama a su beneficiario a cargo para comprobar que llegó el bono a sus manos y poder informar a la voluntaria encargada de llevar el registro de conformidad de entrega (Servicio de Contraloría)

En el Servicio de Salud, la coordinadora ha habilitado la entrega de pañales y medicamentos, de manera personalizada, comunicándose periódicamente ella y su equipo con los diferentes pacientes regulares que padecen enfermedades crónicas.

En los casos de fallecimiento, la voluntaria encargada, en coordinación con la coordinadora de salud, enteradas del deceso, se comunican con el SAMU y con el doctor de la Municipalidad de Miraflores, con quien trabajamos de manera coordinada, para que extienda el certificado de salud correspondiente y proceder a comunicarnos con la agencia de servicios funerarios.

En el caso que el beneficiario no cuente con familiares, hemos tenido la ayuda de la parroquia y posta médica, quien nos dieron el soporte necesario.

Servicio de Formación: mediante un WhatsApp grupal, informamos los diferentes talleres de formación y misas celebradas por las diferentes Parroquias de la Familia Vicentina.

Los demás Servicios con los que contamos no están funcionando, dada la coyuntura.

Asambleas Informativas:

A pesar del confinamiento, en ACASVI sabemos que la comunicación es muy importante para continuar. Por eso, a través de plataformas virtuales tenemos diferentes reuniones para mantenernos informadas de los avances, donaciones, estrategias de manejo, de las diferentes situaciones, que estas circunstancias sin precedentes, nos van presentando y con las que tenemos que lidiar, reinventándonos para poderlas enfrentar y no dejar de atender de manera integral, a ninguno de nuestros 65 beneficiarios.

Ejemplo de ello —y debido a que nuestras actividades de autofinanciamiento no las podemos llevar a cabo— ideamos la manera de ofrecer nuestras tarjetas, Coronas de Misa, “Las Flores de San Vicente” de manera virtual, creando un video informativo y hemos tenido muy buena respuesta.

Nuestro próximo proyecto, es llevar Capacitación Tecnológica a la mayoría de nuestros beneficiarios para que en esta Pandemia todos nos sintamos unidos y conectados por las redes.

Cada voluntaria mantiene comunicación frecuente con sus beneficiarios y comunica al Servicio pertinente para brindar el auxilio o soporte según sea el caso.

Cualquier Colaboración es bienvenida.

Verónica Saer Ode,
presidenta de ACASVI

Etiquetas: coronavirus

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This