últimas noticias sobre el COVID-19

Evangelio y Vida para el 02 de agosto de 2020

por | Ago 2, 2020 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Vengan a mí, escúchenme y vivirán”

Is 55, 1-3; Sal 144; Rom 8,35. 37-39; Mt 14, 13-21.

En nuestro diario caminar nos desgastamos y cansamos tratando de saciar nuestras necesidades, gustos y afectos. El resultado: terminamos agotados, sedientos e insatisfechos, pues en esa travesía nos vamos alejando de lo realmente importante.

Pero aunque nos alejemos, nada puede separarnos del amor que Dios nos tiene; ni angustias, ni miedos, ni egoísmos. Pues justo en esos momentos Él está atento para amarnos y saciarnos.

Jesús es el amor que se olvida de sí y se compadece de nuestra vida, nos conoce y sabe de nuestra fragilidad, de nuestra necesidad de ser curados, alimentados, animados. Por eso hace un alto en sus planes y se acerca a nosotros para escucharnos, fortalecernos, sanarnos y sobre todo alimentarnos.

Él pide a sus discípulos (a ti y a mi) que alimenten a la multitud… sabe que no tienen para todos pero quiere que participen compartiendo lo que tienen y tengan fe en su maestro.

Jesús es el verdadero alimento que nos nutre con su palabra y con su cuerpo y sangre. Quiere hacerse uno con nosotros y llenarnos de vida…que se da y comparte.

Hasta ahora ¿me he sentido hambriento de Dios?, ¿cómo me he preparado para recibirlo? Y una vez nutrido y fortalecido con Él, ¿lo comparto con la misma generosidad con que se me dio?.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Patricia de la Paz Rincón Limón

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This