últimas noticias sobre el COVID-19

Un desafío no percibido para la Familia Vicenciana

por | Ago 1, 2020 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

Diez pandemias no reconocidas como pandemias

Me sorprendió leer el catálogo de pandemias no reconocidas señaladas por Renato de Lima, Presidente Internacional de la Sociedad de San Vicente de Paul. En su reflexión sobre el número de pandemias que parecen ser aún más peligrosas que el Covid-19, vemos algunos problemas reales. Si aceptamos la definición de pandemia como una condición que prevalece en todo un país o en el mundo, entonces las siguientes son algunas de las otras pandemias actuales:

  • Aborto
  • Hambre
  • Espiritualismo
  • Desempleo
  • Adicción
  • Desesperanza y suicidio
  • Vulnerabilidad de los refugiados
  • Falta de atención médica
  • «Fake news», falsas noticias y desinformación
  • Soledad

¡La lista de otras pandemias podría seguir y seguir!

No podemos hacerlo solos y Vicente puede enseñarnos a colaborar

¡Realmente desalentador! ¡No podemos hacerlo solos! Necesitamos reunirnos como un movimiento colaborativo. Necesitamos desarrollar una cultura de colaboración entre y dentro de las diversas ramas de la Familia Vicenciana. Más aún, necesitamos aprender a trabajar con tantas personas que, fuera de la Familia Vicenciana, comparten nuestras preocupaciones. Antes de que podamos actuar en colaboración, puede que tengamos que aprender a pensar de forma diferente. Durante años me he referido con ligereza a una definición funcional de la colaboración en la Familia Vicenciana. «Colaboremos tú y yo en mi proyecto». La mayoría de las veces me sorprendo asentiendo conscientemente a esto. Vicente puede enseñarnos mucho sobre la «cultura de la colaboración».

«Verdades olvidadas» podemos aprender de San Vicente

Vicente nos enseña mucho sobre la «cultura de la colaboración».

  • La verdad es que estaba convencido de que otros compartían su visión y que serían generosos en su respuesta a las necesidades. «Los pobres sufren menos por la falta de generosidad que por la falta de organización».
  • La verdad es que fue lo suficientemente humilde como para pedir ayuda a otros. No estaba casado con ningún delirio mesiánico, la tendencia del «Llanero Solitario» de pensar que tenía que hacerlo por su cuenta.
  • La verdad es que era experto en involucrar a otros en lo que veía que debía hacerse. Encontró su fuerza en aceptar sus limitaciones.
  • La verdad es que a menudo tuvo el coraje y la habilidad de llevar a otros a caminar juntos donde pocos habían caminado antes.
  • La verdad es que él valientemente le dijo la verdad al poder.

Construyendo una cultura de colaboración

De vez en cuando puede ser bueno para nosotros mirar nuestros enfoques de trabajo en red en el ministerio y preguntarnos:
  • ¿Reconozco en mía la tendencia a pensar que tengo que hacer las cosas por mí mismo o aislado de otras ramas de la Familia Vicenciana?
  • ¿Estoy convencido de que otros comparten la visión que se preocupa por el menor de nuestros hermanos y hermanas?
  • ¿Miro a mi alrededor para identificar quiénes comparten mis preocupaciones y busco activamente asociarme con ellos?
  • ¿Estoy abierto a aceptar mis limitaciones como recordatorio para pedir ayuda a otros o para unirme a otros?

Foto mosaico de san Vicente de Paúl, Día Mundial de la Juventud 2008

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This