Evangelio y Vida para el 12 de junio de 2020

por | Jun 12, 2020 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Oye, Señor, mi voz y mis clamores…”

1 Re 19, 9. 11-16; Sal 26; Mt 5, 27-32.

«Ustedes han oído que se dijo: ‘No cometerás adulterio’, pero yo les digo…”.

Teniendo como marco a Jesús y éstas sus palabras, miro nuestro tiempo y pienso que hay una extensa industria dedicada a estimular la sensualidad a través de la propaganda y los medios visuales. No estamos en una sociedad sencilla de entender, porque, aunado a lo que nos dicen los medios, podemos ver la fragilidad en la relaciones de pareja, las familias violentadas y el divorcio a cada paso.

La concupiscencia de los ojos está siempre tentando al ser humano; Jesús sabe de todo esto, sabe que a veces usamos deliberadamente nuestros ojos para estimular deseos carnales, buscando mirar todo tipo de imágenes que solo lastiman nuestra mente y corazón.

Ante todo esto, el evangelio de hoy nos invita a hacer una verdadera revisión personal para descubrir nuestra propia debilidad. Hoy, la ley no es como en el tiempo de Jesús, nadie nos obliga a ver o a no ver lo que se nos pone en frente, ahí radica nuestra responsabilidad personal.

Aceptemos la invitación de Jesús, incluyamos en nuestras relaciones la fidelidad y el respeto.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Sor Yolanda Elvira Guzmán Yeh, H.C.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This