Evangelizar en una crisis… ¡¿con ALEGRÍA?!

por | Mar 29, 2020 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Durante la época de la guerra civil que se libraba en Francia, Vicente escribió al Papa Inocencio X describendo la devastación y el sufrimiento que experimentaban muchas personas:

Los habitantes del campo que no han sido matados por la espada tienen que morir casi todos de hambre. Los sacerdotes, a quienes los soldados no tratan con mayor miramiento que a los demás, se ven tratados inhumana y cruelmente, torturados y asesinados. Las vírgenes son deshonradas; las mismas religiosas expuestas a su libertinaje y a su furor; los templos profanados, saqueados o destruidos. Los que quedan en pie se han visto de ordinario abandonados de sus pastores, de forma que los pueblos están casi totalmente privados de sacramentos, de misas y de todo socorro espiritual. (SVP ES IV, 427).

Durante la misma crisis de la guerra civil, Luisa de Marillac escribió a las Hermanas para informarles que:

no pensaba que pudiéramos ir a comprar trigo, ya que no hay en los pueblos de los alrededores… podemos obtener este trigo si se lo entregamos a varios arqueros a los que pagaríamos por sus molestias. No creo que haya otra forma de evitar que estos pobres niños mueran de hambre.

En marzo de 1848, Federico Ozanam escribió a su hermano y le dijo:

El primer deber de los cristianos es el de no espantarse y el segundo, el de no espantar a los demás. Al contrario, tranquilizar a los espíritus perturbados, haciéndoles considerar la presente crisis como una tormenta que no puede durar mucho.

El domingo, el Papa Francisco rezó para que Dios librara al mundo del coronavirus y más tarde declaró:

durante estos días difíciles podemos encontrar pequeños gestos concretos que expresan la cercanía y la concreción hacia las personas más cercanas a nosotros, estos son gestos importantes y decisivos

Nuestros fundadores y el Papa Francisco parecen estar de acuerdo en que en tiempos de crisis hay necesidad:

  • De calma
  • De recursos espirituales
  • De acciones espectaculares

En el post anterior, planteé la pregunta:

¿Cómo podemos evangelizar con alegría en medio de la crisis?

Paulinah Appiah Antwi respondió y declaró:

Como vicencianos, debemos seguir rezando en medio de nuestra situación, y Cristo haría exactamente lo que ha dicho. También debemos tener una fe profunda en la situación en la que nos encontramos. Cristo tiene el control y nos mostrará cómo lograr nuestros objetivos.

Esa respuesta afirma ciertamente la necesidad de calma y de recurrir a los recursos espirituales.

Pero si un hermano o una hermana no tiene nada que ponerse y les decimos: «Vayan en paz, manténganse calientes y coman bien», pero no les damos las necesidades del cuerpo, ¿de qué sirve?

Por lo tanto, concluyo con otra pregunta:

en medio de nuestra crisis actual,
¿cuál es la acción significativa que nosotros,
como miembros de la Familia Vicenciana,
…ESTAMOS LLAMADOS A REALIZAR?

Para ver otras publicaciones de esta serie, haga clic aquí.

Etiquetas: barquin, coronavirus

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This