últimas noticias sobre el COVID-19

Escuchar y respetar el parecer de los pobres

por | Feb 14, 2020 | Benito Martínez, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Las primeras Hijas de la Caridad lo tenían en cuenta

En el siglo XVII Nantes era un gran puerto marítimo de intensa actividad comercial y de viajeros, en especial con América. Por sus calles pululaban marinos, obreros de los astilleros, gente advenediza de otras regiones y países y mujeres de toda clase. Es decir, era una ciudad portuaria, como lo son hoy Bilbao, Barcelona o Vigo. Las autoridades del hospital municipal de Nantes habían oído cómo las Hijas de la Caridad habían puesto orden en el hospital de Angers y las pidieron para el suyo. Desde el primer día de su llegada las Hermanas hicieron maravillas, de tal manera que nobles, burgueses y hasta gente sencilla iban a verlo, admirando, al mismo tiempo, la vida sencilla y espiritual de aquellas seglares consagradas a Dios en los pobres. Hasta el obispo se interesó por sus Constituciones y se las pidió a la Hermana Sirviente. Pero, al pasar unos meses, todo cambió; las Hermanas quisieron imponer sus criterios, contra el parecer de los enfermos, todos pobres, porque solo los pobres iban al hospital, los ricos tenían médicos viviendo con ellos o los llamaban para que los atendieran en sus casas, como se ve en varias comedias de Molière. Las Hermanas cambiaron la forma y la clase de comidas que les daban. Y los enfermos, los administradores y el capellán se molestaron. Escribieron varias cartas a los superiores de las Hermanas, Luisa de Marillac y Vicente de Paúl, y estos, a su vez, escribieron a los administradores y a las Hermanas.

Es muy actual la carta que santa Luisa escribió a la Hermana Sirviente, Sor Juana Lepintre: Uno de los administradores del hospital de Saint René de Nantes, que ha pasado por París, ha venido a visitarme y “me ha hablado del condimento que ponen en la olla. Creo que no deben ustedes encontrar dificultad en echarle un poco de clavo, puesto que es la costumbre del país, como también, Hermana, hacer caldos para los enfermos graves que lo necesiten, ya que los Administradores del hospital lo desean, lo mismo que tomarse el trabajo de hacer algún guiso y condimento para los convalecientes. No cuesta más y con esto ellos se fortalecen antes; a veces es muy poco lo que hace falta para contentar a los más difíciles” (c. 296).

Es el peligro que corremos quienes pertenecemos a cualquier rama de la Familia Vicenciana: querer imponer nuestros criterios, como si los necesitados no tuvieran formación o fueran incapaces de razonar. Cierto que, a veces, descubrimos trampas, fraudes, engaños en algunos, y se lo aplicamos a todos los que piden: son vagos y vividores. Sin embargo, pueden tener la cabeza en su sitio y, sin dudarlo, son humanos, hermanos nuestros e hijos de Dios. Si alguien nos pide para comer, se lo damos de inmediato, pero es fácil que titubeemos si nos pide para tomar un vaso con un amigo, como si ese placer solo fuera derecho de los pudientes y no de los pobres. Detengámonos a dialogar con ellos y a conocer su pasado y su situación actual de sus propios labios. Es lo que hicieron san Vicente, santa Luisa y el beato Ozanam con sus compañeros, según lo leemos en sus escritos y en sus cartas. Seguramente que si hoy vivieran les comprarían televisión a muchas familias, y darían móvil a muchas personas. Una postura frecuente y condenable es la de considerar que los pobres tienen derecho a encontrar trabajo, con sueldos suficientes para comer y alimentar a la familia, pero no para viajar, divertirse, festejar, adquirir cultura y poder comprar los adelantos comunes que se han hecho imprescindibles en la sociedad moderna, como si la diversión o la expansión fueran algo exclusivo de los ricos.

Empecemos por cambiar nuestra mentalidad.

P.Benito Martínez, CM

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This