Evangelio y Vida para el 4 de febrero de 2020

por | Feb 4, 2020 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“No temas, basta que tengas fe”

2 Sam 18, 9-19,3; Sal 85; Mc 5, 21-43.

No conocemos el nombre de esa mujer que, temerosa y en secreto, se acerca a Jesús atreviéndose a tocarlo, con temor pero con la confianza de ser curada. Nadie sabe que es una mujer marcada por una enfermedad secreta. ¿Dónde podrá encontrar la salud que necesita para vivir su dignidad? Solo en Jesús.

Ella oye hablar de Jesús y presiente que es Él quien puede arrancar la impureza de su cuerpo y de su vida entera. Jesús la mira con amor y le comunica su fuerza curadora.

Muchas mujeres viven entre nosotros con experiencias parecidas. Humilladas por las heridas secretas que solo ellas conocen y sufren secretamente. Sin fuerzas para contar a alguien su enfermedad; buscan ayuda, consuelo, esperanza… sin saber dónde encontrarlos. Se sienten culpables cuando muchas veces solo son víctimas.

Pidamos por tantas mujeres víctimas de la violencia en sus múltiples formas, que puedan escuchar de Jesús esas palabras: Hija tu fe te ha curado. Vete en paz.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
P. Benjamín Romo cm

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This