últimas noticias sobre el COVID-19

Evangelio y Vida para el 12 de enero de 2020

por | Ene 12, 2020 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Este es mi hijo muy amado”

Is 42, 1-7; Sal 28; Hech 10, 34-38; Mt 3, 13-17.

El bautismo de Juan era un signo sencillo pero profundo y comprometedor, con el que los pecadores sellaban un compromiso de arrepentimiento y de conversión. Para Jesús, el bautismo que recibe de Juan tiene un significado distinto. Es un acontecimiento fundante que lo capacita simbólicamente para dar inicio a la misión salvífica que realizará. Por ello se abre el cielo, y desciende el Espíritu Santo como unción divina y se escucha la voz de Dios, presentándose como el Padre orgulloso de ese ser extraordinario que es Jesús, y asegurándole su amor y predilección.

Es la experiencia de que Dios es su Padre y de que él es el “amado”. Esta experiencia se hará ya inseparable de Jesús. “Desde esta experiencia de ser‘el amado’, Jesús es el hombre libre de ataduras y libre para los demás. Ya no irá por la vida buscando ávidamente que lo amen, sino dando amor… Quien no se sabe amado, busca vorazmente que lo amen, y no da amor; quien se sabe amado por quien más importa, da amor a los demás. Es su manera de decir ¡gracias!”. (Cfr. P. Honorio).

En Cristo, desde tu bautismo, tú también eres “el hijo amado”. Acoge ese amor de Dios y ofrécelo a los demás.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
P. Silviano Calderón cm

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This