En la eucaristía y en varias actividades realizadas este pasado viernes 27 de diciembre, los franciscanos han recordado a una persona muy importante en nuestra historia vicentina: al beato Antonio Federico Ozanam, uno de los principales fundadores de la Sociedad de San Vicente de Paúl (SSVP).

La Familia Vicenciana celebra la fiesta de Ozanam el 9 de septiembre; sin embargo, los franciscanos lo veneran el 27 de diciembre.

El Santoral Franciscano es el libro con las fechas de los venerables, beatos y santos que siguieron a san Francisco de Asís. En él, a Ozanam se le celebra el 27 de diciembre.

Con la colaboración del periodista Moacir Bego (consultor de comunicaciones de los franciscanos) y de fray José Francisco de Cássia dos Santos (director del Servicio Franciscano de Solidaridad) se investigó el origen de la fecha, pues ningún documento explica el porqué se eligió esta fecha de diciembre, ya que Ozanam nació en abril y murió en septiembre.

Fray José Francisco

Una hipótesis es que fuera el día en que hizo su profesión (rito de ingreso) en la Tercera Orden Franciscana Seglar, aunque los estudios de Renato Lima de Oliveira (presidente general de la SSVP) indican que Ozanam debió unirse al movimiento en junio de 1853.

La incertidumbre sobre el origen de la fecha no empaña en absoluto a la belleza de la fiesta dedicada al principal fundador de la SSVP por los franciscanos. Fray José Francisco explica que, en las celebraciones del 27 de diciembre, se cita el modelo de vida y de liderazgo de Ozanam como un ejemplo para todos los cristianos. «Ozanam fue un hombre adelantado a su tiempo; no en vano fue reconocido como beato de la Iglesia, y sus reflexiones fueron muy importantes para la elaboración de la Doctrina Social de la Iglesia (el conjunto de documentos que tratan sobre la dignidad humana y el bien común en la vida en sociedad)».

OZANAM Y LOS FRANCISCANOS

En los archivos franciscanos hay documentos que revelan información importante sobre el papel de Ozanam. Habría fundado la primera biblioteca popular franciscana con la ayuda de los frailes capuchinos y los seglares de la Tercera Orden en París.

En todos los artículos, al principal fundador de la SSVP se le reconoce como un importante estudioso de la literatura franciscana. Habría entrado en la Orden Seglar de San Francisco después de una carta que recibió del Padre General, poco antes de su muerte, y de la que hablaba con orgullo: El Padre General «Me coloca en el número de los bienhechores de la familia franciscana, y me asocia a los méritos de los hermano menores que trabajan y rezan en todo el mundo; no es el menor de mis títulos».

El Presidente General de la SSVP subraya que la cercanía de Ozanam a los franciscanos se debe a la admiración que siempre cultivó por san Francisco de Asís. «La literatura franciscana señala que Ozanam quedó fascinado por el modelo de vida evangélica presentado por san Francisco de Asís. Encontró muchas semejanzas entre la práctica vicentina y el carisma franciscano, ante la cercanía a los pobres, encarnando este ideal en su vida cotidiana».

RELIQUIA

La reliquia de Ozanam, que está peregrinando por Brasil, es un trozo de tela gruesa de color crema que los franciscanos usan en sus ritos funerarios. Los cuerpos están envueltos en esta tela. Cuando Ozanam murió, como también era franciscano, recibió este homenaje.

De este tejido, en 1929, cuando el cuerpo fue exhumado para la apertura del proceso de canonización, se extrajo un pequeño trozo, con el permiso de los descendientes de Ozanam. Esta parte fue dividida en porciones más pequeñas, y hoy el Consejo General Internacional la distribuye, como en el caso de Brasil: fue presentada por el consocio Renato Lima en el acto de instalación del consocio Cristian Reis da Luz [como presidente de la Sociedad de San Vicente de Paúl en Brasil].

Estatua con la reliquia de Ozanam

Fuente: Redacción de SSVPBRASIL – http://www.ssvpbrasil.org.br/

Pin It on Pinterest

Share This