El Papa Francisco me enseña a ver de nuevo

por | Dic 26, 2019 | John Freund, Uncategorized | 0 comentarios

Ver algo familiar… mas por primera vez

¡El papa Francisco me ha enseñado a ver el belén con nuevos ojos!

¿Alguna vez has mirado a algo familiar como si fuera la primera vez? Cuando leí la reciente carta del Papa Francisco sobre el significado del belén como «hermoso signo» (Admirable Signum), me encontré mirándolo como si fuera la primera vez.

¿Cuántos belenes habré visto durante mis más de 80 años de vida? El belén fue probablemente mi primera lección de catecismo. La «encarnación» era ciertamente un concepto demasiado grande para mí siendo preescolar. Pero, con el ojo maravillado de un niño, entendí que había algo especial en Jesús.

Ciertamente no conocía la palabra «evangelización». Pero yo sabía que el bebé en el pesebre era una «buena noticia». Algo que hoy en día llamamos evangelización. Yo estaba siendo evangelizado por el pesebre.

Pero he de confesar que perdí ese sentido de asombro y comencé a dar por hecho el belen.

Belenes – Una historia viva

Y entonces vino el papa Francisco con su carta del 1 de diciembre, sobre el profundo significado y la importancia de la tradición de los belenes.

Queridos hermanos y hermanas: El belén forma parte del dulce y exigente proceso de transmisión de la fe. Comenzando desde la infancia y luego en cada etapa de la vida, nos educa a … sentir y creer que Dios está con nosotros y que nosotros estamos con Él, todos hijos y hermanos.

Luego evocó la historia de san Francisco:

Francisco llamó a un hombre del lugar, de nombre Juan, y le pidió que lo ayudara a cumplir un deseo: «Deseo celebrar la memoria del Niño que nació en Belén»…  El primer biógrafo de san Francisco, Tomás de Celano, recuerda que esa noche, se añadió a la escena simple y conmovedora el don de una visión maravillosa: «todos regresaron a sus casas colmados de alegría».

El primer belén fue a tamaño natural. Debieron sentir como si realmente hubiesen estado allí.

Una llamada al crecimiento personal – ¡una historia para adultos!

El papa Francisco revisa entonces los diversos elementos del relato, presentando un significado más profundo:

  • «Los Magos enseñan que se puede comenzar desde muy lejos para llegar a Cristo».
  • «Los pobres y los sencillos en el Nacimiento recuerdan que Dios se hace hombre para aquellos que más sienten la necesidad de su amor y piden su cercanía“.
  • Al contemplar a los humildes pastores y a los ángeles,  «estamos llamados a reflexionar sobre la responsabilidad que cada cristiano tiene de ser evangelizador. Cada uno de nosotros se hace portador de la Buena Noticia con los que encuentra, testimoniando con acciones concretas de misericordia la alegría de haber encontrado a Jesús y su amor».
  • A los niños —¡pero también a los adultos!— a menudo les encanta añadir al pesebre otras figuras que no tienen ninguna relación aparente con los relatos del Evangelio. Sin embargo, cada uno a su manera, estas extravagantes adiciones muestran que en el nuevo mundo inaugurado por Jesús hay lugar para todo lo que es verdaderamente humano y para todas las criaturas de Dios.

Todo esto llegó a mí en el momento adecuado. Al final de mi vida, me he dado cuenta del poder de las escrituras cuando me veo a mí mismo como si en algún momento de mi vida hubiera sido cada una de las personas de las historias bíblicas. He sido el buen samaritano, el viajero que esperaba que alguien se ocupara de él, y los dos creyentes que fingían no haberlo visto y pasaban de largo.

De repente me di cuenta de que necesitaba interiorizar y verme a mí mismo como cada una de las personas y elementos del pesebre. No sólo no me di cuenta de la importancia de ser:

  • un don nadie que Jesús llama para dar testimonio.
  • el posadero que mantuvo a Jesús a una distancia cómoda y que, incluso a veces, cerró las puertas de mi corazón
  • un Herodes que no ha reconocido el cuerpo de Cristo en aquellos a quienes permitió que fueran asesinados al no abogar por ellos.

Ahora veo cada aspecto del belén como un desafío para ver algún aspecto de mí mismo y usar ese conocimiento para crecer como cristiano.

Veo el belén como si fuera la primera vez.

Entrando en el belén

  • ¿Estás preparado para colocarte en el belén?
  • ¿Cuándo has sido tú mismo una de las personas del belén?
  • ¿Cómo te llama cada persona y elemento del beén al crecimiento y a la acción?
  • ¿A quién te gustaría ver representado en el belén?
Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This