Un punto de vista canadiense: una vivienda segura, protegida y asequible es un derecho humano (primera parte)

por | Nov 14, 2019 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

La Sociedad de San Vicente de Paúl, Canadá, se ha embarcado en una campaña trienal bajo el tema «UNA VIVIENDA SEGURA, SEGURA Y ASEQUIBLE ES UN DERECHO HUMANO». El Comité Nacional de Justicia Social cree que, si podemos tomar un tema importante y centrarnos en él durante un período de tres años, podremos tener un impacto positivo en el tema, así como demostrar a todos nuestros miembros cómo se ve la justicia social en acción.

Al seleccionar la vivienda y el sinhogarismo, nos estamos centrando en algo más que en la vivienda asequible. Como muchos vicentinos aprenden a través de la visita al hogar y otros compromisos con nuestros vecinos necesitados, la vivienda también puede significar sentirse seguro y protegido, viviendo en alojamientos que no estén por debajo de los estándares básicos de construcción y seguridad. La vivienda puede significar la propiedad o el alquiler de una vivienda. También debemos tener en cuenta que muchas familias que actualmente tienen alojamiento pueden estar a uno o dos meses de quedarse sin hogar. La falta de vivienda es un problema importante, ya que muchas personas están en lista de espera para recibir alojamiento o han estado sin hogar durante largos períodos de tiempo.

Nuestra campaña consideró muy importante enfatizar la vivienda como un derecho humano básico, así como reconocer el efecto que tiene el tener un hogar para la dignidad de las personas. En Canadá, la percepción general es que una persona/familia no debe gastar más del 30% de sus ingresos en vivienda y alojamiento. Hemos visto que las familias gastan muy por encima de este nivel del 30%, lo que a su vez las coloca en situaciones muy precarias.

Nuestra campaña enfatizará la necesidad de que nuestros miembros de base se involucren en sus comunidades. Conocen las necesidades locales, las deficiencias y los esfuerzos locales para colaborar en cuestiones de vivienda. Nuestros miembros pueden marcar una diferencia real en la crisis de la vivienda y la falta de hogar a través de su defensa, acciones y oraciones.

También creemos que esta campaña puede obtener cuatro resultados para nuestros compañeros vicentinos:

  1. Participar en obras vicentinas más amplias y significativas,
  2. Profundizar nuestra espiritualidad vicenciana,
  3. Promover la actividad vicenciana, y
  4. Desarrollar la Sociedad y sus miembros.

Junto con nuestros vecinos necesitados, podemos tener un efecto positivo en la vivienda y el sinhogarismo.

Sobre el autor:

Jim Paddon vive en London, Ontario, Canadá y es ex-presidente del Consejo Regional de Ontario de la Sociedad de San Vicente de Paúl. Actualmente es presidente del Comité Nacional de Justicia Social de la Sociedad en Canadá. Está casado con su querida esposa Pat y tienen seis hijas y once nietos. Jim ha sido miembro de la Sociedad desde los años 70.

Las opiniones expresadas son las del autor y no representan oficialmente las de la Sociedad de San Vicente de Paúl.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This