Evangelio y Vida para el 7 de noviembre de 2019

por | Nov 7, 2019 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“El Señor es mi luz y mi salvación”

Rom 14, 7-12; Sal 28; Lc 15, 1-10.

Publicanos y pecadores se acercan a escuchar a Jesús. Él cuenta parábolas. En el texto de hoy leemos la de la oveja y la moneda perdidas. La estructura es la misma: pérdida, búsqueda, encuentro, invitación a festejar. La conclusión también es la misma: alegría de la tierra y el cielo por la conversión de un pecador.

A veces constatamos que la proporción es al revés de la mencionada por Jesús: Tenemos una oveja, nos faltan 99. Y también constatamos que nos colocamos del lado de los fariseos, de los que no aceptan que un pecador pueda convertirse y ser santo, de los que juzgan con dureza, de aquellos a los que la ceguera impide reconocer el bien que los demás hacen y alegrarse por ello.

Cristo no vino a llamar a los justos sino a los pecadores. Jesús se rodea de los sedientos de Dios, de los que se saben perdidos y buscan al buen pastor, de cada uno de nosotros que reconocemos nuestras caídas.

Una palabra sobre la lectura de la carta a los Romanos. ¿Por qué criticar? ¿Por qué despreciar? Cada quien dará cuenta a Dios de sí mismo. Vivimos y morimos para El Señor. ¡Seamos por todas partes portadores de la Palabra de vida!

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Sor Carolina Flores H.C.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This