«DAR VOZ A LAS CHICAS»

11 de octubre de 2019 Día Internacional de la Niña

Madelyn (en la foto) tiene solo dos años. Tiene sueños que, según todos los indicadores, tendrá buenas oportunidades para realizar. Esos indicadores son: una sólida vida familiar, vivir en un país desarrollado con acceso a la atención de la salud, la educación, el saneamiento, el agua potable y el empleo, y en una zona que ofrece una relativa seguridad.

Todas las chicas sueñan. No todas realizarán sus sueños, a menos que estemos atentos a los problemas sistémicos que impiden que esos sueños se conviertan en realidad.

El año pasado, mi colega de la Representación Internacional de la AIC, Isabelle Chaperon, junto a una treintena de ONGs, organizaron un foro en la sede de la UNESCO en París (Francia), para celebrar el Día Internacional de la Niña. Los testimonios de las agencias locales dieron voz a los sueños de las niñas, pero también les permitieron hablar sobre sus miedos y dificultades.

Esto es lo que se escucho en aquel momento:

  • «Con solo 14 años, mis padres me ofrecieron en matrimonio con un hombre. Doy este testimonio sintiendo una punzada en mi corazón, no tengo a nadie a quien confiarme. Espero escapar de este triste destino al que mis padres quieren destinarme».
  • «Tengo 12 años, hay violencia en todas partes, especialmente violencia doméstica; he sufrido un intento de violación, hay mucha prostitución en las calles, chicas jóvenes, me entristece, venden sus cuerpos. Mi sueño es convertirme en oficial de policía». (AIC- Brasil)
  • » Tengo 14 años; mi padre fue asesinado; en la escuela, el maestro trató de violarme; mi sueño es ser guardián de prisiones». (AIC-Colombia)
  • «Tenía 15 años, estudiaba cuarto grado; fui violada por un hombre de 28 años, como muchas otras chicas del pueblo. He sufrido y sigo sufriendo psicológicamente; hay muchos embarazos precoces; las niñas ya no van a la escuela. Quiero estudiar ciencias».
  • » Tengo 10 años; fui testigo de la muerte de cinco mujeres que querían dar a luz en la aldea; tengo la oportunidad de ir a la escuela; deseo que todas las niñas vayan a la escuela. Mi sueño es ser comadrona».

El debate en la UNESCO presentó programas de las ONGs en orden a aliviar los obstáculos para lograr los sueños de las niñas, incluyendo el proyecto de AIC-Filipinas de un refugio para niñas víctimas de violencia familiar, un programa presentado por AIC-El Salvador de talleres de capacitación para actividades generadoras de ingresos en paralelo con la escolarización para ayudar a las niñas a evitar el abandono escolar, y un proyecto AIC-México para acoger y apoyar a los niños víctimas de la violencia, el cual incluía el trabajo con toda la familia, la concientización y la oferta de capacitación.

Desde 2012, las Naciones Unidas, en colaboración con el UNICEF y la ONU-Mujeres, han celebrado el 11 de octubre como Día Internacional de la Niña. El objetivo de este día es poner de relieve y abordar las necesidades y los desafíos a los que se enfrentan las niñas, al tiempo que se promueve el empoderamiento de las niñas y el cumplimiento de sus derechos humanos. El tema de 2019 es «Una generación de niñas sin un guion prestablecido e imparables». Celebrará los logros de las niñas, con ellas y para ellas, desde la aprobación de la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing hace casi 25 años. Al medir los logros, seremos conscientes de que, a pesar de las convenciones internacionales y de los numerosos instrumentos jurídicos, las niñas todavía deben superar muchos obstáculos tan básicos como el derecho a nacer y a que se les inscriba en el registro civil, para poder realizar sus sueños, como lo indican los testimonios.

La Familia Vicenciana puede y seguirá promoviendo la igualdad de las niñas y ofreciendo programas que promuevan su dignidad y su derecho a la vida, a la educación, a la atención sanitaria y al empleo. Nuestras acciones no sólo deben promover y proteger estos derechos, sino también dar voz a las niñas. Ayudarles a organizarse para abordar cuestiones como el matrimonio infantil, la desigualdad educativa, la violencia de género, el cambio climático, la autoestima y el derecho de las niñas a entrar en lugares de culto o espacios públicos durante la menstruación. Demos a las niñas la capacidad de demostrar que no tienen un guión preestablecido y que son imparables.

Como concluyó C. Paisant en el foro de la UNESCO, «el hilo conductor es el rayo de luz al final del túnel: ir a la escuela, ser médico, matrona, enfermero, juez, abogado, guardia de prisiones, miembro del Parlamento! En sus sueños, las niñas marcadas por la experiencia de la violencia expresan su deseo de justicia, cuidado de los demás y compromiso político. Ellas son las que nos muestran el camino.»

 

Los nueve indicadores para las niñas de la Plataforma de Acción de Beijing:

  1. Eliminar todas las formas de discriminación contra las niñas
  2. Eliminar las actitudes y prácticas culturales negativas contra las niñas.
  3. Promover y proteger los derechos de las niñas y aumentar la conciencia de sus necesidades y potencial.
  4. Eliminar la discriminación contra las niñas en la educación, el desarrollo de aptitudes y la capacitación.
  5. Eliminar la discriminación contra las niñas en materia de salud y nutrición.
  6. Eliminar la explotación económica del trabajo infantil y proteger a las niñas en el trabajo.
  7. Erradicar la violencia contra las niñas.
  8. Promover la conciencia y la participación de las niñas en la vida social, económica y política.
  9. Fortalecer el papel de la familia en la mejora de la calidad de vida.

Pin It on Pinterest

Share This