Los medios de comunicación, las Naciones Unidas, la Familia Vicenciana y tantos otros nos llaman la atención en muchas direcciones sobre temas y crisis en el mundo de hoy. A veces, parece abrumador. Pero en estos momentos, sabemos que lo que importa es permanecer fieles y coherentes.

También se trata de dar un paso a la vez. Podemos pasivamente sentarnos a esperar, o tomar medidas para lograr un cambio positivo.

Foto © Naciones Unidas

Al considerar los días de las Naciones Unidas en las próximas semanas, me siento atraída por el 16 de septiembre, el Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono. El tema de este año es «32 años», el número de años transcurridos desde que los países firmaron el Protocolo de Montreal, que pide que se tomen medidas para proteger la capa de ozono y el clima. Oficialmente denominado «Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono», el acuerdo se alcanzó el 19 de diciembre de 1994 y ha sido enmendado en varias ocasiones.

El Día de la Capa de Ozono se celebra justo una semana antes de que el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, organice la Cumbre de Acción Climática de 2019, el 23 de septiembre en Nueva York. La Cumbre se centrará en la ambición política nacional de abordar el cambio climático y en los esfuerzos para apoyar la agenda climática.

La capa de ozono actúa como un escudo para proteger a la Tierra de la dañina radiación ultravioleta. Muchos de nosotros recordamos, hace varias décadas, la referencia a un «agujero» de ozono, o área de ozono reducido, sobre la Antártida. Fue causado por contaminantes como los clorofluorocarbonos (CFC). El Protocolo de Montreal exige la eliminación gradual de la producción y el consumo de compuestos que disminuyen el ozono. Según la ONU, el Protocolo ha llevado a la eliminación gradual del 99 por ciento de los productos químicos que agotan la capa de ozono en los refrigeradores, acondicionadores de aire y muchos otros productos.

«Durante más de tres décadas, el Protocolo de Montreal ha hecho mucho más que reducir el agujero de ozono», dijo el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres. «Nos ha mostrado cómo la gobernanza ambiental puede responder a la ciencia y cómo los países pueden unirse para abordar una vulnerabilidad compartida. Pido ese mismo espíritu de causa común y, sobre todo, un mayor liderazgo, mientras nos esforzamos por aplicar el Acuerdo de París sobre el cambio climático y por movilizar la ambiciosa acción climática que tan urgentemente necesitamos en este momento».

Foto © Naciones Unidas

Christina Núñez, en su artículo de National Geographic de abril de 2019, «Explicación de la reducción de la capa de ozono», indica que sin el Protocolo, Estados Unidos habría sufrido 280 millones de casos adicionales de cáncer de piel, 1,5 millones de muertes por cáncer de piel y 45 millones de cataratas, y que el mundo sería al menos un 25 por ciento más caliente.

La última Evaluación Científica del Agotamiento de la Capa de Ozono completada en 2018, según las Naciones Unidas, muestra que partes de la capa de ozono se han recuperado a un ritmo de 1-3% por década desde el año 2000. A las tasas proyectadas, el ozono del hemisferio norte y de la latitud media sanará completamente para la década de 2030. El Hemisferio Sur le seguirá en la década de 2050 y las Regiones Polares en 2060.

Sin embargo, la recuperación no es más que el inicio y existe la preocupación de que el uso ilícito de productos químicos relacionados con el cloro pueda frenar el progreso.

¿Qué podemos hacer para ayudar a proteger el ozono? He aquí algunas ideas:

  1. Realizar el mantenimiento de los acondicionadores de aire y los refrigeradores
  2. Minimizar el uso de automóviles.
  3. Usar productos de limpieza naturales y libres de tóxicos
  4. Comprar productos locales

En la Familia Vicenciana estamos llamados a servir a los más necesitados. Una y otra vez, vemos que son las personas más pobres de nuestro mundo las que son víctimas de la negligencia ambiental. Pero preservar el ozono es una cuestión de supervivencia para todos nosotros.

Pin It on Pinterest

Share This