Evangelio y Vida para el 7 de septiembre de 2019

por | Sep 7, 2019 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“El Hijo del hombre es Señor del sábado”

Col 1, 21 -23; Sal 53; Lc 6, 1-5.

Durante el cautiverio, con jornadas de trabajo de sol a sol, sin descanso, la recuperación del sábado como día de descanso dedicado al Señor, se había convertido en una necesidad ante la amenaza de que el pueblo perdiera la fe y la esperanza.

Su legislación ciertamente prohibía algunos tipos de trabajo (Lv 20, 8-19) pero hay dos formas de acercarnos a toda ley, la primera contemplando lo que la ley prohíbe y la segunda, viendo lo que permite hacer desde su espíritu. Jesús es Señor del sábado porque él ha comprendido como ley suprema la voluntad de su Padre, teniendo como medios la oración, su continua participación en la sinagoga para estudiar la Sagrada Escritura y la contemplación de lo que sucede en el mundo: los que tienen hambre, sed, están enfermos o desnudos, quienes sufren la injusticia o el rechazo. Por eso Jesús puede curar en sábado sin problema. Jesús se convierte en el Señor del sábado al hacer en ese día lo que realmente es agradable para su Padre. Jesús lleva en su mente y corazón las palabras: “Misericordia quiero no sacrificios”.

Señor concédeme escuchar tu voz en la oración, en tu Palabra Divina y en el sufrimiento de los pobres.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Jesús Plascencia Casillas C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This