En esta fecha del 22 de agosto de 2019, la Iglesia y la comunidad vicentina internacional festejan los 22 años de la ceremonia de beatificación del querido consocio Antonio Federico Ozanam, acaecida en París, en el marco de la 12ª Jornada Mundial de la Juventud (JMJ/1997), solemnidad presidida por San Juan Pablo II. Miles de vicentinos asistieron al evento, y otros miles pudieron vivirlo a través de los medios de comunicación.

El beato Federico Ozanam, apóstol de la caridad, esposo y padre de familia ejemplar, gran figura del laicado católico del siglo XIX, fue un intelectual y católico ferviente, dedicando toda la vida y su fe al servicio de la verdad y de los más desfavorecidos. Profundamente comprometido con la justicia y la dignidad humana, es considerado precursor de la Doctrina Social de la Iglesia. “En familia, él se reveló hijo, hermano, esposo y padre excepcional”, como nos recuerda la oración por su canonización. Junto a sus amigos, ofreció al mundo la fundación de la Sociedad de San Vicente de Paúl (SSVP), en 1833.

Según informa el 16º Presidente General de la SSVP, consocio Renato Lima de Oliveira, el Consejo General Internacional está haciendo todos los esfuerzos posibles con el objeto de acelerar los procedimientos para la canonización de Federico Ozanam. El Consejo General invita a todos los Consejos y Conferencias, y a toda la Familia Vicenciana del mundo entero a rezar y ofrecer en este día 22 de agosto una santa misa por la canonización de Federico Ozanam. “Para alcanzar la gracia de un nuevo milagro, necesitamos ser devotos fieles de Ozanam, confiar en su intercesión e incluirlo en nuestras oraciones diarias”, recomienda nuestro Presidente General.

Fuente: https://ssvpglobal.org/

Pin It on Pinterest

Share This