Cuando se creó la Alianza Famvin con las personas sin hogar en 2017, no podíamos imaginar donde estaríamos solo dos años después. Para 2019, habíamos desarrollado una web y presencia en redes sociales, publicado materiales sobre espiritualidad vicenciana, iniciado un proceso de recogida de información global sobre el trabajo vicenciano con las personas sin hogar, reunido a más de 100 personas en una conferencia en Roma y lanzado una campaña para acabar con el sinhogarismo en todos y cada uno de los 156 países donde trabaja la Familia Vicenciana.

Estos hechos, a pesar de ser emocionantes, también nos han enseñado muchas cosas. Y así, dedicamos el inicio de 2019 a reflexionar sobre qué se había alcanzado, los comentarios que habíamos recibido y en qué queríamos centrarnos para seguir adelante. Estas reflexiones se han condensado en el Plan Estratégico de la Alianza para 2019 – 2021, que guiará nuestro trabajo durante los próximos años.

El Plan Estratégico se basa en nuestro compromiso primordial con los valores vicencianos, que son el hilo conductor de nuestro trabajo y que queremos que impregnen todas nuestras actividades. Creemos que la dedicación vicenciana a los más pobres entre los pobres y la devoción, perseverancia y creatividad con la que se lleva a cabo no son solo una fuente de inspiración, sino de conocimiento. Así, la Estrategia se centra explícitamente en el conocimiento y soluciones locales y su aplicación a escala global a través de la colaboración.

Este compromiso con el conocimiento y soluciones locales se refleja en estas tres actividades clave que la Alianza lleva a cabo en apoyo del servicio de la Familia Vicenciana a los pobres:

  • Compartir conocimiento, tanto práctico como espiritual, dentro de la Familia
  • Apoyar el crecimiento de nuevos servicios para la gente sin hogar a través de la colaboración.
  • Incidir, a nivel global y local, para promover cambios sistémicos.

El Plan Estratégico 2019 – 2021 busca multiplicar el impacto de estas actividades centrándose en acciones que nos ayuden a entender mejor qué se hace ahora mismo en toda la Familia Vicenciana, incluyendo el desarrollo de la red de embajadores para ampliar nuestro alcance, proporcionar oportunidades de aprendizaje sobre “el sinhogarismo en sus múltiples formas”, mejorar y transformar la vida de las personas sin hogar en todo el mundo y promover cambios estructurales tanto a nivel local como global.

Estamos emocionados por el camino que nos queda por recorrer y animados por los muchos vicencianos y vicencianas que se han unido a nosotros. Os invitamos a formar parte de la Alianza Favim, a que nos contéis que trabajo desarrolláis en vuestros países, sobre cómo podemos ayudaros y a formar parte de este movimiento global para acabar con el sinhogarismo.

Los pobres son nuestros maestros. Si los escuchamos y hacemos oír su voz, cambiaremos vidas.

Puedes leer el Plan Estratégico en nuestra web o descargarlo en PDF.

Fuente: https://vfhomelessalliance.org/


Tags:

Pin It on Pinterest

Share This