Del 1 de marzo al 3 de abril de 2019, tuve el honor de visitar a nuestras hermanas y hermanos vicencianos en España, Bélgica, Eslovenia, Ucrania y Bulgaria. Los siguientes artículos comparten brevemente algunas de las lecciones aprendidas en estas visitas, en tres partes:

  1. Visitas a los Superiores Generales de la Familia Vicenciana.
  2. Visitas a los consejos nacionales y regionales de la Familia Vicenciana.
  3. Otras reuniones durante estos días.

Visitas a los Superiores Generales

El propósito principal de este viaje fue continuar nuestra preparación para la reunión de los líderes internacionales de la Familia Vicenciana en Roma, en enero de 2020, bajo el lema: FamVin 2020: la Familia Vicenciana Avanza.

En España, acompañado por Javier Chento, coordinador de la Comisión de Comunicaciones de la Familia Vicenciana, nos reunimos con:

Sor Mercé Arimany i Pujol, HSC, Superiora General de las Hermanas Hospitalarias de la Santa Cruz. Su congregación fue fundada en 1792 en Barcelona por Teresa Cortés, como una asociación piadosa para servir en el ministerio hospitalario. En la actualidad, aproximadamente 100 hermanas trabajan en 4 países: España, Colombia, Chile y Ecuador. Se especializan en el cuidado de personas mayores.

Sor Laura Garione, SFU (Superiora General) y Sor Victoria (Consejera) de las Hermanas de la Sagrada Familia de Urgell. 220 hermanas trabajan en 11 países en el ministerio de la salud y el cuidado de ancianos, así como en la educación. Su fundadora es la beata Anna Maria Janer.

Sor Barbara Ginard Pascual y el Consejo General de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl de Mallorca. Sus hermanas sirven en parroquias, escuelas y otros ministerios en España, Perú y Honduras. Las hermanas que sirven en Burundi están en el proceso de formar una nueva Congregación: las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl de Burundi. Una de sus miembros, sor Francinaina Cirer, fue beatificada en 1989.

Sor Josefina (Vicaria general) y sor Soledad (Superiora) de las Misioneras de María Inmaculada, Siervas de las obreras. Nuestro diálogo nos mostró una vez más el trabajo de la Providencia. Aunque no tienen contacto con la Familia Vicenciana en España, están muy conectados con la Familia en Honduras, donde también sirven.

En Eslovenia, acompañado por Roc Zlender, CM, seminarista de la Provincia CM de Eslovenia, nos reunimos con:

Sor Miroslava Bradica, MVZ, Superiora General de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul de Zagreb y Sor Irma Makse, MS, Superiora General de las Hermanas de María de la Medalla Milagrosa. Tuvimos una fructífera reunión que abordó muchos temas de importancia para la Familia Vicenciana en esta región.

En Ucrania y Bulgaria, acompañado por Mykhalo Talapkanych, CM de la CM Provincia de los SS. Cirilo y Metodio conocimos las dos congregaciones del Rito Oriental que pertenecen a nuestra Familia Vicenciana:

Sor Valentyna Ryabushko, SMSV y las Hermanas de San Vicente de Paúl en Lviv, Ucrania. Las hermanas trabajan en diversos ministerios con un enfoque especial en el cuidado de la salud y la educación.

Sor Massimiliana Proykova (Superiora general) y Sor Stefania (Vicaria general) y sus hermanas de la Sagrada Eucaristía. Fueron fundadas por el p. Joseph Alloatti, CM y su hermana, sor Maria Cristina de Jesús el 29 de abril de 1889. 30 hermanas combinan su espiritualidad eucarística con su servicio a los pobres en Bulgaria y Macedonia. Sus ministerios las involucran en el trabajo parroquial y la formación de laicos, la atención médica, la educación y el trabajo con mujeres necesitadas.

Siempre es una bendición especial reunirse con los líderes de las Ramas de la Familia Vicenciana. Su amor por el Carisma, su celo por la Misión y su deseo de jugar un papel vital en el crecimiento de la Familia Vicenciana son siempre un motivo de inspiración y alegría.

Específicamente, algunas de las lecciones aprendidas y las oportunidades que afrontamos son:

  1. Muchos caminos conducen a la encarnación del carisma. Cada congregación ha recorrido un camino diferente que está marcado por el deseo de servir a aquellos que viven en la pobreza, desde el espíritu de San Vicente de Paúl. Esta realidad nos abre los ojos a un hecho importante sobre nuestro Movimiento Vicenciano: somos muy diversos y debemos reconocer y celebrar esta diversidad en la experiencia vivida como Familia en todos los países en los que trabajamos. Afirmar que 150 Ramas distintas pertenecen a nuestra Familia significa necesariamente que ampliamos nuestra visión de quiénes son nuestros socios «internos» en nuestro servicio a nuestros Amos y Maestros.
  2. Todas las congregaciones en Europa tienen el desafío de la necesidad de vocaciones. Se espera que el Grupo de trabajo de la Familia VIcenciana, sobre la creación de una cultura de vocaciones, y las estrategias que se anunciarán en enero sirvan de ayuda en sus esfuerzos por fortalecer el carisma.
  3. Las 2 congregaciones en Ucrania y Bulgaria abarcan a los miembros de Rito Oriental en nuestra Familia. Aportan una perspectiva única a la experiencia vivida del carisma, que amplía nuestra comprensión tanto en la liturgia como en la práctica. Aunque se encuentran en diferentes países, esperamos que también forjen una asociación vital en esa región del mundo.
  4. Las llamadas tanto a la formación permanente en el carisma como a una mejor utilización de los canales de comunicación entre nosotros sigue siendo una necesidad apremiante en la Familia.

Visitas a los consejos nacionales y regionales de la Familia Vicenciana

Durante mi visita a España, tuve la oportunidad de saludar a 5 grupos regionales de la Familia Vicenciana: Sevilla, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa y Álava.

Estas sesiones a menudo incluyeron una presentación sobre la Familia Vicenciana internacional, un intercambio sobre quién forma la Familia local y sus ministerios y, a menudo, una Misa de clausura. Algunas observaciones sobre estas visitas:

  1. Hay una gran energía en torno al carisma y un deseo expresado de ver su que se desarrolla continuamente.
  2. Existe la necesidad de reclutar nuevos miembros para continuar la Misión.
  3. La disolución de la JMV en España tendrá un impacto duradero en el crecimiento futuro de la Familia Vicenciana en el país.
  4. Hay una gran necesidad de comunicación dentro y entre las regiones, así como con el Consejo Nacional.

Mis tres semanas en España terminaron en una reunión con el Consejo Nacional de la Familia Vicfenciana. Fue una oportunidad para compartir con ellos algunas de las realidades de la Familia Vicenciana internacional, así como para alentarlos en el proceso de desarrollo de una infraestructura para la Familia en España. En lugar de centrarse en las dinámicas del pasado, es más útil avanzar juntos hacia el futuro. Algunos de sus objetivos incluyen:

  1. La integración de TODAS LAS RAMAS de la Familia Vicenciana en la estructura nacional;
  2. El desarrollo de una estrategia de comunicación efectiva entre las ramas, así como entre los consejos nacionales y regionales; y
  3. El discernimiento de una respuesta como Familia Vicenciana en España a nuestros esfuerzos internacionales en torno al sinhogarismo.

En Eslovenia, tuve la oportunidad de reunirme con líderes de la Familia Vicenciana de Croacia, Bosnia Herzegovina y Eslovenia. La Familia Vicenciana está bien organizada en Croacia, así como en Bosnia Herzegovina. Esperamos que se forme un Consejo Nacional en Eslovenia en otoño.

Compartimos una tarde en la que las energías de la Familia al servicio de los pobres brillaban como un sol en los Balcanes. Lo más impresionante fue la creatividad y la gama de servicios con tal escasez de recursos. También hablamos sobre sus muchos esfuerzos en el área de la falta de vivienda, que son variados y fructíferos. La peregrinación de las reliquias de San Vicente tendrá lugar en esta región a principios de 2020. Su planificación para este importante momento espiritual avanza bastante bien.

Otras reuniones durante estos días

También se programaron dos reuniones especiales durante este viaje.

Por primera vez en la historia de la Familia Vicenciana, reunimos a varios responsables de comunicaciones para un «diálogo preliminar» de cómo podemos mejorar la comunicación dentro de la Familia. Esta reunión se realizó en Madrid el 16 de marzo de 2019. Los responsables de comunicaciones de 8 ramas se reunieron en la sede de la Sociedad de San Vicente de Paúl en España, para explorar formas de mejorar nuestra colaboración mutua y compartir un plan para hacer más visible el carisma en las redes sociales.

La segunda reunión especial tuvo lugar en Bruselas, el 20 de marzo de 2019. En ese momento, Javier Chento y yo nos reunimos con el Consejo internacional de la Asociación Internacional de Caridades (AIC) en Bruselas. Nos brindó la oportunidad de compartir lo que está sucediendo en la Familia Vicenciana internacional, así como estrategias para la comunicación

Joseph V. Agostino, CM

Algunas imágenes de los encuentros:

Pin It on Pinterest

Share This