El 24 de junio, día de san Juan, hubiera sido un día memorable de fiesta nordestina si no fuera por la triste realidad que muchos pernambucanos enfrentaron. Las fuertes lluvias han castigado principalmente a los habitantes de comunidades más carenciadas de la región metropolitana de Recife. Ya son nueve muertes registradas, además de un saldo devastador de familias que lo perdieron todo.

Incluso la sede del Consejo Metropolitano de Olinda y Recife de la Sociedad de San Vicente de Paúl se quedó con el techo comprometido y sufrió riesgo de derrumbarse. La presidenta de la Unidad Vicentina, consocia Sonia Cavalcanti, solicitó ayuda al Consejo Nacional de Brasil (CNB) y logró recursos para la reforma del tejado.

Ante la situación, cada uno ayuda como puede. En los Consejos Centrales de Jaboatão dos Guararapes, Olinda, Recife y Recife Norte —donde se concentran las principales áreas más afectadas por las lluvias— los vicentinos hacen visitas en las comunidades, donde buscan conocer las principales necesidades de las personas. Obtenida esta información, están publicando pedidos de ayuda en las redes sociales y han conseguido donaciones de todo tipo: desde alimentos a ropa y muebles.

Las familias más perjudicadas con las lluvias no habían sido previamente asistidas por la SSVP; sin embargo, necesitaban el apoyo de emergencia de los vicentinos. «La gente se sensibiliza con el dolor del hermano, independientemente de si ha sido ya asistida o no», asegura la consocia Sônia.

Quien quiera ayudar, puede entrar en contacto con el Consejo Metropolitano de Olinda y Recife, que se encuentra en la Rua Velha, 210, Boa Vista, en Recife. Tel (81) 3231-4748. E-mail: cmolindaerecife@gmail.com

A continuación, un vídeo hecho por una familia en el momento cuando el agua casi invade su casa:

Fuente: http://www.ssvpbrasil.org.br/

Pin It on Pinterest

Share This