El cambio sistémico, la acción colaborativa, los proyectos para las personas sin hogar y la cultura vocacional: son algunos de los temas que se están tratando en el Encuentro Nacional de la Familia Vicenciana, que se desarrolla del 20 al 23 de junio en el Lar Bussocaba, en Osasco (SP, Brasil). Los encuentros nacionales de la Familia Vicenciana de Brasil comenzaron en 1998. Son una oportunidad para el intercambio de experiencias entre las instituciones que siguen el carisma de san Vicente de Paúl, caracterizado por la dedicación a los pobres y a la caridad. En este año, el lema del encuentro es «Maestros y señores» y tiene una motivación añadida: la conmemoración de los 10 años de desarrollo del concepto de «Cambios de Estructuras».

Padre Joelson Sotem (CM), coordinador de la Familia Vicenciana de Brasil

“Pretendemos fomentar la relación entre las ramas. Que la gente aprenda a conocerse y a respetarse, pero que, principalmente, la gente aprenda a trabajar juntos y unir fuerzas. Unidos somos más fuertes en la lucha para abolir la pobreza», dijo el padre Joelson Sotem, coordinador nacional de la Familia Vicenciana de Brasil, y uno de los organizadores del evento.

Para esta edición se han inscrito representantes de las siguientes instituciones: la Asociación Internacional de Caridades (AIC); la Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl (HC); la Congregación de la Misión (CM); las Hermanas Siervas de los Pobres de Gigzegem (ISPG); la Congregación Madre de Misericordia (CMM); la Juventud Mariana Vicenciana (JMV); los Religiosos de San Vicente de Paúl (RSV); y la Sociedad de San Vicente de Paúl (SSVP).

La edición anterior tuvo lugar en 2017, en Salvador (Bahía). En aquella ocasión se celebraron los 400 años del Carisma Vicenciano. Los participantes redactaron un documento final donde se indicaban las preocupaciones de la Familia referentes a las amenazas al bienestar de las personas pobres y a los derechos de los trabajadores en Brasil.

Pin It on Pinterest

Share This