Testimonio sobre la JMJ Panamá: Fernando Rueda

por | May 28, 2019 | Formación, Juventud Mariana Vicenciana, Reflexiones | 0 comentarios

Juventud Mariana Vicenciana, en su página de Facebook, ha ido recopilando, a lo largo del mes de febrero, varios testimonios de participantes en la reciente Jornada Mundial de la Juventud de Panamá. Son, sin duda, poderosos mensajes que nos hablan de una intensa experiencia espiritual en su peregrinación al encuentro del papa Francisco. Los vamos a ir publicando también en famvin.org, por su evidente interés para toda la Familia Vicenciana:

Ser parte de JMV, es ser parte de una historia, una historia comunitaria que se acepta con nombre propio y que rompe todas las fronteras.

El EJV y la JMJ nos ha llamado con nombre propio, para compartir la historia de nuestras vidas, de nuestras comunidades, nuestros sentimientos, dolores, preocupaciones, angustias, alegrías, logros…; todo un “cumulo” de sentimientos, que se sentían en la “atmosfera” de Panamá, en la capital de la juventud, en un pequeño istmo que se engrandecía con nuestra presencia y que terrestre, marítima y aéreamente nos recibía.

El EJV, ha sido el espacio dispuesto por Dios, para que muchos amigos nos re-encontráramos, viviendo el lema “La alegría ser Vicentino”; esa alegría que se evidenciaba en los abrazos, los cantos, los contactos, las risas, las comidas, las conversaciones en la madrugada…; era ver la alegría de San Vicente de Paúl, en cada hermano que decía “Aquí estoy” “Heme aquí” “I’m here” “Mwen isit la” “Aqui estou” “Je suis ici”, con mi cultura, con mi lengua, con mi carisma, con mi vida.

La JMJ, reafirma el apoyo de la Iglesia a la juventud, la institución que se degasta e invierte por nosotros y que “locamente” nos convoca cada 3 años en un país diferente, para que nos encontremos “masivamente”, viviendo nuestra vocación común, sin importar nuestra opción de vida: el seguimiento a Jesús, e invitándonos insistentemente a dar nuestro “FIAT” como lo hizo nuestra “influencer”, María, la que salió a prisa al encuentro de la vida.

La JMJ sigue y sigue en el compartir de nuestras vidas “lo que vimos, vayamos a ahora a compartirlo”; esa será nuestra tarea eterna, la tarea de continuar riendo, bailando, ayudando, comiendo, escribiendo, orando… la tarea de acompañar al otro por WhatsApp, aunque viva “al otro lado del charco”, de animarlo en la comunidad virtual de Facebook, con palabras, toques o memes, aunque nos toque traducir en google; de recordarlo con posteadas de fotografías en Instagram, y de orar por sus intenciones, cuando veamos su perfil en Twitter…la tarea es eterna porque nuestro compromiso será “desgastarnos” por el otro, que es mi hermano y me necesita, sin importar la periferia del mundo, en donde habita.

Fernando Rueda
JMV Bogotá D.C. – Colombia

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This