Hch 16, 1-10; Sal 99; Jn 15, 18-21.

“Si el mundo los odia”

En muchas ocasiones abordamos el mensaje del Evangelio, que es Buena Noticia para los hombres, pero pocas veces nos detenemos a observar las implicaciones que tiene escuchar y actuar de acuerdo al Evangelio.

Imaginemos las situaciones difíciles que muchos hombres y mujeres en la historia han tenido que enfrentar para mantenerse fieles al Evangelio. Porque la construcción del Reino suele contradecir criterios e intereses de la sociedad, porque muchas veces el mundo no está en sintonía con el Evangelio. Hombres y mujeres que dejándolo todo siguen el llamado de Jesús y se enfrentan ante la injusticia, la opresión, el hambre, situaciones de marginación y de exclusión. En este pasaje Jesús pide la valentía, pues también a él lo han perseguido, por ello, pide que seamos fuertes ante los desencantos de la vida.

Incluso es un reto para vivir la santidad a la que estamos llamados. Santo no es aquel que hace cosas extraordinarias, sino aquel que, de lo ordinario, realiza lo extraordinario. El mundo nos seduce día a día, pero debemos encontrar la manera de dar un mensaje diferente al mundo. Confiando siempre en el Señor.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Seminaristas del Seminario Mayor Vicentino de Tlalpan, Cd. de México

Pin It on Pinterest

Share This