últimas noticias sobre el COVID-19

Hch 13, 13-25; Sal 88; Jn 13, 16-20.

“El que recibe a mi enviado, me recibe a mí”

Miremos el evangelio de hoy con ojos misioneros. Desde nuestro bautismo fuimos convocados a formar parte de la Iglesia, que tiene el encargo de anunciar a Jesucristo al mundo entero. Somos discípulos y misioneros. Y nuestra misión es llevar, con palabras, pero sobre todo con nuestra vida, el anuncio y la prueba del amor de Dios por todos sus hijos, especialmente por los más frágiles y pequeños. Por eso dice Jesús que quien recibe a los que él ha enviado, lo recibe a él mismo.

¿Es posible reconocer en ti algún rasgo de Jesucristo? ¿Quién te ve o te escucha, puede ver o escuchar algo de Jesucristo?

Dios nos conoce perfectamente, sabe quiénes somos, y así cuenta con nosotros; con cualidades, virtudes y defectos. Sabe que no escogió ni envía a gente perfecta, sino a pobres gentes como nosotros, que hemos acogido la semilla del Reino y que procuramos que fructifique en nosotros y a nuestro alrededor.

Confiados en su misericordia y guiados bajo su Espíritu, reconozcamos a aquel a quien nos envía y revistámonos del espíritu de Cristo para ser verdaderos testigos y misioneros.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Seminaristas del Seminario Mayor Vicentino de Tlalpan, Cd. de México

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This