Nos complace dar la bienvenida a Dee Mansi, que colaborará con .famvin una vez al mes. Podrás encontrar sus reflexiones sobre Irlanda, Reino Unido y Europa el segundo domingo de cada mes.

En tiempos difíciles, vivamos donde vivamos, podemos sentirnos abrumados ante tantas cosas que parecen ir mal en el mundo. ¿Podremos alguna vez identificarnos con 7.800 millones de personas como “hermanas y hermanos”, si todos tenemos puntos de vista tan diversos?

¿Qué sucede si tienes un conjunto de valores, un carisma compartido por 4 millones de personas, en 150 ramas a lo largo y ancho del mundo?

Eso comienza a ser tranquilizador y unificador: mi tribu, mi Familia Vicenciana de 4 millones de miembros, está a mi lado sirviendo a los más vulnerables de la sociedad. Nos entendemos e identificamos los unos con otros.

Habiendo sido educada por una de esas ramas (las Hermanas de la Santa Fe en Dublín, Irlanda), y habiendo vivido durante muchos años en Londres (Inglaterra), con un esposo e hijo italiano, tengo un pie en varios campos. En este momento, hay un fenómeno que nos deja perplejos: el “BREXIT”. La ruptura de los vínculos del Reino Unido con la Unión Europea.

Para aquellos atrapados en las maquinaciones del día a día de la discusión, es algo bastante desconcertante. Como miembro de la Familia Vicenciana, mis colegas en el extranjero a menudo me preguntan: “¿Qué está pasando?” Consciente de que todo lo que escribo sobre las arenas movedizas del BREXIT del Reino Unido puede ser destruido antes de terminar un primer borrador, busqué las opiniones de mis hermanos y hermanas de la Familia Vicenciana en Irlanda.

La isla de Irlanda (84.421 km²) tiene aproximadamente el mismo tamaño que el estado de Indiana. El estado de Nueva York es mucho más grande, con 141.299 km². Hay una población de 1,8 millones en Irlanda del Norte (Reino Unido) y 4,7 millones en la República de Irlanda.

Estas islas viven en una terrible inquietud y agitación, con advertencias en el Reino Unido de escasez de alimentos y complicaciones para nuestra vida diaria. ¿Nos animará el hecho de ser miembros de un movimiento global de la Familia Vicenciana de 4 millones de personas, en 150 ramas? ¿Nuestro carisma compartido puede garantizar que podamos continuar apoyando a las personas vulnerables, especialmente cuando el Banco de Inglaterra advierte que el Brexit podría causar la recesión más profunda en el Reino Unido en casi 100 años?

Para muchos en la Familia Vicenciana de Irlanda, la parte más polémica de abandonar la Unión Europea es el “respaldo” irlandés, una frase acuñada por la Primer Ministro del Reino Unido, Theresa May, en el acuerdo de retirada, que pretende asegurarse de que una frontera dura no vuelva al mantener al Reino Unido en una unión aduanera con la Unión Europea después del Brexit. Esta es una pregunta, en gran parte no resuelta, relacionada con la frontera terrestre entre Irlanda del Norte (parte de Gran Bretaña) e Irlanda (parte de la Unión Europea). La paz entre la comunidad católica irlandesa de Irlanda del Norte y la protestante británica se había garantizado por el libre comercio y los viajes a través de esa frontera, que permite la pertenencia a la Unión Europea. Así pues, ¿es vital evitar un retorno a un “frontera dura” después de Brexit?

Mis amigos de la Familia Vicenciana dicen: “Creo que la naturaleza unificadora del trabajo que se realiza con los miembros de la amplia Familia Vicenciana es excelente. El año pasado, las Hijas de la Caridad promovieron una recaudación de fondos de la Misión en el extranjero en la Diócesis de Dromore, con muchos otros miembros de las Ramas con los que nos relacionamos como hermanos y hermanas”. GH

Las 9 ramas de la Familia Vicenciana en Irlanda (Asociación Internacional de Caridades, Congregación de la Misión, Hijas de la Caridad, Hermanas de la Santa Fe, Sociedad de San Vicente de Paúl, Asociación de la Medalla Milagrosa, Voluntarios Vicencianos, DePaul Irlanda y Asociación Vicenciana para la Justicia Social) son principalmente transfronterizas: “No hay duda de que el carisma de San Vicente de Paúl, Santa Luisa de Marillac, Federico Ozanam… tiene una influencia en la sociedad del Norte y del Sur [de Irlanda], y aporta un espíritu de colaboración al trabajo de la Familia en ambos lados”. – CS

El Visitador de la Provincia de Irlanda de la Congregación de la Misión, Pascual Scallon, CM cree que “la Familia Vicenciana se subirá a la ola. Hasta ahora hemos sido una Irlanda sola, en un entorno facilitado por la Unión Europea y el Acuerdo del Viernes Santo. Ahora la Familia tendrá que tratar de operar en toda Irlanda en dos jurisdicciones que se verán separadas por un Brexit total”.

Oremos para que se cumplan los deseos y las esperanzas de nuestras Hermanas y Hermanos, y que la Familia Vicenciana Irlandesa pueda “montar la ola” en una “Irlanda a prueba de Brexit”, al servicio de su gente.

 

Dee Mansi es seglar, miembro de AIC, de la Comisión de Colaboración Vicenciana, del Comité Ejecutivo de la Familia Vicenciana y de la Asamblea de DePaul; Directora de escuela jubilada, inspectora de escuelas y profesora de liderazgo en educación. Dee es irlandesa, vive en Londres con su marido y su hijo, y viaja por Europa y por todo el mundo.

Pin It on Pinterest

Share This