últimas noticias sobre el COVID-19

Liturgia de la Eucaristía en la fiesta de la beata Rosalía Rendu

por | Feb 6, 2019 | Hijas de la Caridad | 0 comentarios

re_070214_1223La Familia Vicenciana celebra este 7 de febrero de la fiesta de la beata sor Rosalía Rendu, hija de la caridad francesa que vivió en el siglo XIX.

Sor Rosalía (Juana María) Rendu, nació el 9 de septiembre de 1786 en Confort, en el cantón de Ain, en Francia. Desde niña fue educada en el ejercicio de la caridad, por lo que el atractivo por el servicio de los pobres era en ella natural.

Cuando tenía 15 años, hizo una experiencia con las Hijas de la Caridad en el vecino hospital de Gex: ese fue el inicio de su vocación. El 25 de mayo de 1802 fue recibida en el seminario de la Casa Madre de las Hijas de la Caridad en París. Se puso enferma y fue enviada a una casa del bario de Mouffetard, barrio pobre de París, donde permaneció 53 años, hasta su muerte. Se dedicó a las obras que realizaba ya la Comunidad y fundó otras nuevas. De manera especial se dedicó a la visita a los pobres a domicilio. Fue un instrumento de pacificación. La casa de las Hermanas se convirtió en refugio de los pobres del barrio. Sor Rosalía fue también guía de muchos, con frecuencia nobles, en el ejercicio de la caridad. Se ha de recordar la ayuda que prestó al grupo de jóvene suniversitarios, entre los que se encontraba el beato Federico Ozanam y el venerable León Le Prevost, quienes comenzaron las “Conferencias de san Vicente de Paúl”. Sor Rosalía murió el 7 de febrero de 1856, habiendo pasado los últimos años de su vida en el sufrimiento y la ceguera.

Antífona de entrada Mt 25, 34.36.40

Venid vosotros, benditos de mi Padre, dice el Señor; estuve enfermo y me visitasteis. Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con unos de estos mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis.

Oración colecta

Oh Dios, que concediste a la Beata Rosalía, virgen, tu espíritu de amor, para ayudar a los necesitados y abandonados, concédenos, a ejemplo suyo, la alegría de reconocer a Cristo en los pobres y de servirle con amor infatigable. Por nuestro Señor.

Liturgia de la Palabra

Feria

o bien:

Lectura del Apóstol san Juan 3, 14 – 18

Queridos hermanos: Nosotros hemos pasado de la muerte a la vida: lo sabemos porque amamos a los hermanos. El que no ama permanece en la muerte.

El que odia a su hermano es un homicida. Y sabéis que ningún homicida lleva en sí vida eterna. En esto hemos conocido el amor: en que él dio su vida por nosotros.

También nosotros debemos dar nuestras vidas por los hermanos. Si uno tiene de qué vivir y, viendo a su hermano en necesidad, le cierra sus entrañas, ¿cómo va a estar en él el amor de Dios? Hijos míos, no amemos con palabras y solamente de boca, sino con obras y de verdad.

Salmo responsorial Sal 14, 2-3ab. 3cd-4ab.5

R/. El justo habitará en tu monte santo, Señor.

1. El que procede honradamente y practica la justicia, el que tiene intenciones leales y no calumnia con su lengua.

2. El que no hace mal a su prójimo ni difama al vecino, el que considera despreciable al impío y honra a los que temen al Señor.

3. El que no presta dinero a usura ni acepta soborno contra el inocente. El que así obra nunca fallará.

Evangelio

Lectura del santo Evangelio según san Lucas 12, 35 -40

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas: vosotros estad como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle, apenas venga y llame. Dichosos los criados a quienes el Señor, al llegar, los encuentre en vela: os aseguro que se ceñirá , los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo. Y si llega entrada la noche o de madrugada, y los encuentra así, dichosos ellos. Comprended que si supiera el dueño de la casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría abrir un boquete. Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del Hombre.

Oración de los fieles

Oremos al Señor, nuestro Dios, al celebrar la memoria de la Beata Rosalía Rendu, Hija de la Caridad, y digamos: Haznos fuertes en el amor.

  1. Para que la Iglesia, en medio de las dificultades de la vida, anuncie y haga creíble la esperanza y la fortaleza que vienen de Dios. Oremos.
  2. Para que sepamos poner a disposición de los demás todos los dones que recibimos, y busquemos la fraternidad entre todos los hombres. Oremos.
  3. Para que aprendamos a reconocer a Cristo presente en medio de nuestra vida y en el rostro de nuestros hermanos, especialmente de los más pobres y abandonados. Oremos.
  4. Para que a ejemplo de sor Rosalía, sepamos vivir siempre abiertos a la novedad de Jesús y del Evangelio y atentos a los signos de los tiempos. Oremos.
  5. Para que todos los que sufren cualquier necesidad puedan encontrar en nosotros la disponibilidad y acogida que encontraban en sor Rosalía. Oremos.
  6. Para que todos los miembros de la Familia Vicenciana, renazcamos a una vida nueva en santidad y justicia, oremos al Señor.

Danos tu Fuerza, Señor, que la necesitamos para vivir con entrega como lo hizo la bienaventurada Rosalía. Por Jesucristo.

Oración sobre las ofrendas

Recibe, Señor, los dones de tu pueblo y concédenos que, al recordar las maravillas que el amor de tu Hijo realizó con nosotros, nos reafirmemos, a ejemplo de sor Rosalía, en el amor a ti y al prójimo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Prefacio

V/ El Señor esté con vosotros

R/ Y con tu Espíritu

V/ Levantemos el corazón

R/ Lo tenemos levantado hacia el Señor

V/ Demos gracias al Señor nuestro Dios

R/ Es justo y necesario

En verdad es justo y necesario,
que te alaben, Señor, tus criaturas del cielo y de la tierra,
y, al recordar a los santos
que por el reino de los cielos se consagraron a Cristo,
celebremos la grandeza de tus designios.

En ellos recobra el hombre
la santidad primera que de ti había recibido,
y gusta ya en la tierra
los dones reservados para el cielo.

Por eso,
con todos los ángeles y santos,
te alabamos sin cesar:

Santo, Santo, Santo…

Antífona de Comunión Jn 13, 35

La señal por la que conocerán que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros – dice el Señor.

Oración

Alimentados con el sacramento de salvación, te rogamos, Dios de misericordia, que, imitando la caridad de la bienaventurada Rosalía Rendu, seamos un día partícipes de su gloria. Por Jesucristo nuestro Señor.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This