Evangelio y Vida para el 21 de enero de 2019

por | Ene 21, 2019 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“¿Pueden los invitados ayunar mientras el novio está con ellos?”

Hebr 5, 1-10; Sal 110; Mc 2, 18-22.

Decía el filósofo griego, Zenón de Elea, hace como dos mil quinientos años, que tenemos dos orejas y una sola boca, para que escuchemos más y hablemos menos. Acaso nos sucede como a estos fariseos del evangelio que se pasan el tiempo murmurando de los demás. ¿Tú y yo, no podríamos ocuparnos más de nuestro propio cambio, en lugar de perder el tiempo hablando de los vecinos?

En este pasaje de hoy, los fariseos critican a los discípulos de Jesús porque no ayunan. Jesús les replica: “¿Pueden los invitados del novio ayunar mientras él está con ellos? Llegará un día en que les arrebatarán al novio, y entonces ayunarán”.

Deberemos ayunar, si hemos perdido a Jesús y para reencontrarlo; ayunaremos del mal, del egoísmo, y para compartir con los necesitados; ayunaremos porque, en un mundo de pocos muy ricos y muchos muy pobres, el ayuno es una opción política y un manifiesto en contra de los injustos repartos.

Y ayunaremos porque “el ayuno y la oración” nos purifican y nos preparan para quitar los obstáculos al seguimiento y para la misión (Hebr 13,3 y 14, 23).

¡Gracias, Señor, pues tú nos invitas a la fiesta de las bodas eternas y a saborearlas ya desde ahora!

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Honorio López Alfonso, cm

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This