Evangelio y Vida para el 21 de noviembre de 2018

por | Nov 21, 2018 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Ap 4, 1-11; Sal 150; Lc 19, 11-28.

“Ven Espíritu Santo, llénanos de tus dones y carismas”

Vivimos en la cultura del bienestar y la comodidad. Todo lo queremos fácil. Nos viene bien quedarnos en la indiferencia y no hacer nada, y hasta ponemos excusas para seguir en el confort y la pereza. La ley del mínimo esfuerzo.

Para Jesús esto no funciona. Nos ha dado a cada uno, por medio del Espíritu Santo, ciertas capacidades y dones para la construcción del Reino. Pongámonos a trabajar.

Para vivir el Evangelio hay que correr riesgos e involucrarse en el camino. Hay que meterse en las actividades de los que luchan por la paz; aun cuando muchas veces no salgan bien las cosas o pareciera que en vez de ganar vamos perdiendo las “monedas de Dios”. Dice el Papa Francisco en La Alegría del Evangelio: “Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad” (49).

San Vicente de Paul y a Santa Luisa de Marillac no dudaron en poner a trabajar sus capacidades y dones en la construcción de un mundo con más paz, más justicia y más amor, sobre todo para los más pobres y desvalidos (el Reino de Dios): “Alabemos al Señor con alegría” (Sal 150).

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Arturo García Fonseca, CM

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This