últimas noticias sobre el COVID-19

Evangelio y Vida para el 20 de noviembre de 2018

por | Nov 20, 2018 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Ap 3, 1-6. 14-22; Sal 14, 2-3ab. 3cd-4ab. 5. Lc 19, 1-10.

“Ven Espíritu Santo, abrásanos con tu amor”

El pecado nos va alejando del Reino de los cielos –nos hace bajos de estatura– y nos separa de los demás –nos tachan de publicanos y pecadores–.

El amor de Dios es como el amor de una mamá. Pensemos en aquella mamá que trae a su bebito de 3 meses y todo el mundo lo quiere cargar pasándolo de mano en mano. De repente hay un olor extraño; y sí… ¡se hizo el niño! Ahí, todo cambia. La multitud se deshace buscando a la madre para que tome a su bebé, y aquel que aún lo tiene, lo sostiene con los brazos extendidos hacia afuera, con los ojos bien cerrados, tratando de no respirar. El bebé llora a gritos. Ya nadie lo soporta. Y ahí viene la mamá corriendo, con una mirada de preocupación por su hijo. Ello lo toma, así como está, lo abraza fuerte, le da un beso largo y suave, y le dice cuanto lo ama. Así es Dios

Cuando nadie quiere estar con nosotros, cuando nadie cree en nosotros, cuando ni nosotros mismos nos aguantamos, cuando estamos solos, adoloridos, heridos en el corazón y apestamos a pecado… Ahí está Jesús con los brazos abiertos, con una sonrisa amorosa que nos dice: ¿acaso olvidaste cuánto te amo? “Hoy voy a hospedarme en tu casa”. “¿Quién será grato a tus ojos, Señor?” (Sal 14).

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Arturo García Fonseca, CM

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This