Durante los días 1, 2 y 3 de este mes de noviembre de 2018, el equipo internacional de MISEVI (Misioneros seglares vicencianos) se reunió en nuestra parroquia de Valladolid para tener sus sesiones anuales de trabajo de forma presencial.

En este tipo de reuniones, se estrenaba el nuevo presidente internacional, Ribel Elías, del Líbano. Se estrenaban también la nueva tesorera internacional, Mónica Villar, de España, y la vocal de Colombia, Marta Marín. Y, para no ser menos, se estrenaba el nuevo asesor internacional P. Stephen Paul Monaghan, C. M., de la Provincia de Irlanda, actualmente de misión en Etiopia. Al haber tantas personas nuevas en el equipo, se nos pidió a Chus Cuena, anterior tesorera internacional, y a un servidor, estar presentes en las sesiones de trabajo.

La comunidad de Valladolid nos hemos visto enriquecidos con la presencia de este equipo internacional, venidos cada uno desde un punto del planeta, y hemos compartido con ellos su alegría, su buen humor, los tiempos de descanso y oración, y el que suscribe, también sus sesiones de trabajo.

Ha estado presente, durante todos los días y en todas las sesiones, el Superior General, P. Tomaz Mavric, C. M. Con él hemos podido dialogar tanto en grupo como en privado, pues no siempre está el Padre General en nuestra comunidad durante tres días. También, con la Consejera General de las Hijas de la Caridad, Sor Neguesti. Ella nos ha dado una muestra más de su sencillez, cercanía y discreción.

El sábado al anochecer, celebramos la Eucaristía en la Residencia Labouré con las Hijas de la Caridad de las cinco comunidades de la ciudad, de los pueblos circundantes y de Palencia. En total, participaron en la Eucaristía unas 45 Hermanas.

Así, las sesiones maratonianas de trabajo culminaron de la mejor manera: con una celebración familiar con las Hijas de la Caridad. El domingo día 4, bastante temprano, continuaron las reuniones en Madrid con JMV Internacional. En definitiva, han sido tres días de trabajo intenso, pero también de fraternidad y convivencia familiar.

David Fernández, C. M.
Fuente: http://misionerospaules.org/

Pin It on Pinterest

Share This