Los miembros de la Familia Vicenciana encuentran la alegría y la razón de ser, sirviendo a Jesucristo, el Verbo Encarnado, en la persona de los Pobres.

Jesús es la expresión máxima del amor misericordioso de Dios Padre. Es, pues, preciso revestirse de los sentimientos y actitudes de Cristo y de vivir concretamente sus enseñanzas.

El amor verdadero conjuga el amor a Dios y al prójimo, transforma el amor afectivo a Dios en efectivo en el servicio a los Pobres. Dice san Vicente: “Amemos a Dios, hermanos míos, con la fuerza de nuestros brazos y con el sudor de nuestro rostro” (SV, XI, 40). Así, el amor afectivo debe hacerse efectivo, manifestado en los binomios fe y vida, acción y oración.

A la luz del misterio de la encarnación, san Vicente colocó la caridad en el centro de su vida de seguimiento a Cristo, y así decía: “La caridad está por encima de todas las reglas y es necesario, pues, que todas las cosas se relacionen a ella. Es una gran ‘personalidad’, hay que hacer lo que ella ordena. Por lo tanto, con un nuevo amor para servir a los pobres, también buscamos a los más pobres y abandonados; reconocemos ante Dios: ellos son nuestros señores y nuestros amos” (SV, XI, 393). La caridad “es un amor elevado por encima de los sentidos y de la razón”. Es el amor vivido concretamente en la acción generosa con los demás, sobre todo con los Pobres. El descubrimiento de Cristo en el Pobre debe llevar a los vicentinos y vicentinas a una profunda experiencia espiritual de encuentro con Dios en la práctica de la caridad, a la vivencia de una profunda “mística de la caridad”.

A ejemplo de Vicente de Paúl y Federico Ozanam, estamos llamados a descubrir en la práctica concreta de la caridad la suprema revelación de la voluntad de Dios, sentido último y la razón de vivir, luchar y trabajar en la construcción del Reino. Esta experiencia de fe nos hace abiertos a Dios, fortalece nuestras convicciones para actuar, comprometernos y luchar contra todas las dificultades.

Padre Mizael Donizetti Poggioli CM
Asesor espiritual del Consejo Metropolitano de São Paulo (Brasil)

Pin It on Pinterest

Share This