A finales del mes de octubre, la población de Asís, famosa por haber visto nacer a San Francisco y a Santa Clara, fue la localidad elegida por el Consejo Superior de Italia para realizar su encuentro nacional, bajo el lema “la humanidad unida”.

Cerca de 800 consocios de toda la nación se reunieron en este místico lugar de la región de Umbría para compartir y formarse en el espíritu vicentino, con la reflexión constante de la necesidad de ser conscientes de la importancia de representar a un carisma que tiene por seña de identidad el servicio y la atención a las personas más necesitadas.

Este servicio “no entiende de cantidad sino de calidad”, y no se fija metas económicas sino humanas, declaraba el Presidente Nacional de la SSVP Italia, Antonio Gianfico.

En la labor de Las Conferencias prima la cercanía y la empatía, el amor y la capacidad de darse personalmente al prójimo. Por este motivo, en esta asamblea se afianzó este gran potencial que la Sociedad de San Vicente de Paúl tiene en sus genes originales y que hoy día sigue dando respuesta a las pobrezas “de siempre” pero también a “las nuevas pobrezas emergentes”, ya que gracias a la implicación personal en el trato con el que más sufre, podemos darnos cuenta de sus problemas para, de este modo, adoptar las medidas necesarias hacia su recuperación integral, espiritual y material.

Dentro de esta Asamblea Nacional, el consocio Alessandro Ginota leyó un interesante comunicado de nuestro querido Presidente General, Renato Lima de Oliveira, mensaje que adjuntamos íntegro pero del que destacamos una preciosa frase inspirada por el lema del encuentro: “El camino que el vicentino elige para la unidad en la humanidad es la caridad, y ello debe guiarnos en el servicio que hemos elegido llegar a la siguiente fase: la caridad es cercanía y ayuda, pero también justicia, y allí esta inexorablemente el reconocimiento de la DIGNIDAD de la persona”.

Encuentro en Asís – “Unidad de la Humanidad”.

Al Presidente
ANTONIO GIANFICO
Consejo Nacional de Italia
Sociedad de San Vicente de Paúl (SSVP)
Roma – Italia

Estimado presidente,

Estimados miembros de las Conferencias Vicentinas,

Hermanos y hermanas,

Este humilde Presidente General les agradece la posibilidad de dirigirles un mensaje a este encuentro de reflexión en la hermosa Ciudad de Asís. Con varios de ustedes tuve la oportunidad de dialogar durante el simposio vicentino de los 400 años de nuestro Carisma, en Roma el año pasado.

Y antes que nada quiero presentarme. Soy Renato Lima, brasileño, 47 años, periodista, casado y padre de dos hijos y mi periodo de mandato como 16º Presidente General de la SSVP es desde 2016 hasta 2022 bajo el lema “Quien quiera ser el primero sea el último y el servidor de todos”.

Mi querido amigo Antonio Gianfico me informó que los propósitos del encuentro de Asís son de reflexionar juntos sobre los cambios sociales y en ese contexto el cuidado de la dignidad de la persona humana. Es importante redescubrir lo que significa “unidad en la humanidad” en un período histórico en que la humanidad está tan dividida, por categorías, clase, censo, intereses y guerras. Parece estar lejano el camino hacia la unidad.

El mundo del voluntariado (y la Sociedad de San Vicente de Paúl en particular) siempre ha estado a la vanguardia al abordar los delicados problemas vinculados al fenómeno de los cambios. Desde sus inicios recordemos que Federico Ozanam fue uno de los más brillantes precursores de la Doctrina Social de la Iglesia.

El camino que el vicentino elige para la unidad en la humanidad es la caridad, y ello debe guiarnos en el servicio que hemos elegido llegar a la siguiente fase: la caridad es cercanía y ayuda, pero también justicia, y allí esta inexorablemente el reconocimiento de la DIGNIDAD de la persona: de todos los 7 mil quinientos millones personas que habitan el planeta, unidos por la misma DIGNIDAD.

Invito a la lectura de mi Carta-Circular de 2018 donde establecimos nuestra visión “Ser una organización mundial que promueve la DIGNIDAD INTEGRAL DE LOS MAS NECESITADOS”.

À través de la visita a domicilio, los miembros de la SSVP están llamados a tener un encuentro con Cristo, presente y escondido en el Pobre como dice Ozanam: “Deberíamos caer a sus pies y decirles como el apóstol: Vosotros sois nuestros amos y nosotros seremos vuestros servidores, vosotros sois para nosotros las imágenes sagradas de ese Dios que no vemos, y no sabiendo amarle de otra manera, le amaremos a través de vuestra persona’.”

Como muestra de ello, podemos aprender de la vida ejemplar de personas que integraron conferencias vicentinas  (más de 50) que hoy se encuentran en distintas etapas de procesos de canonización (solo por mencionar algunos de sus connacionales: Frassati, Geana Beretta Molla, Contardo Ferrini y Giorgio La Pira).

En este encuentro seguramente llegarán a Asís, oriundos de todas las partes de Italia, vicentinos misioneros en su propia tierra y traerán en su mochila la experiencia de ayuda al prójimo e intercambiarán experiencias y saberes, porque como decimos también en la Carta-Circular de 2018 “los vicentinos necesitan estar permanentemente capacitados”.

Pero todos Ustedes tienen algo en común: su fe y su compromiso de servicio hacia los descartados de la sociedad, que se resume en una de las frases de Federico Ozanam: “¿qué podemos hacer para ser católicos de verdad, sino consagrarnos a aquello que más agrada a Dios? Socorramos pues al pobre, como lo haría Jesucristo, y pongamos nuestra fe bajo las alas protectoras de la caridad”. Esa es nuestra vocación y nuestra forma de vivir la fe y como dice el lema de la SSVP italiana (“Dar una mano da color a la vida”) a la de los necesitados y a la suya misma. Muchas gracias.

Seguid firmes en vuestras oraciones y en vuestra labor vicentina. Saludos vicentinos.

Saludos vicentinos.

Consocio Renato Lima de Oliveira
16º Presidente General

Fuente: https://www.ssvpglobal.org/

Pin It on Pinterest

Share This