El 23 de octubre de 2010, en Catania (Sicilia, Italia), el arzobispo Salvatore Gristina inauguró la Locanda del Samaritano (el Albergue del Samaritano) de Catania.

El refugio llamado Locanda del Samaritano, da la bienvenida a hombres y mujeres que necesitan apoyo sustancial y acompañamiento para la reintegración social, personas que se encuentran en un estado de sufrimiento mental/físico, como para requerir una acogida 24 horas. En particular, los sujetos presentes pueden presentar problemas psiquiátricos, dependencia de sustancias o comportamientos, mujeres víctimas de violencia, personas con patologías físicas, personas mayores, etc.

La casa es autogestionada por la propia gente acogida, y cuenta con la presencia de operarios, voluntarios y la supervisión de los misioneros paúles (Congregación de la Misión). Además, en el centro se ofrecen los siguientes servicios: orientación laboral; asesoramiento legal; cursos de biblia; escuela de italiano; apoyo psicológico; terapia de arte; grupos psicoeducativos; actividad periodística; mediación cultural; acompañamiento a los servicios.

Además de atender a las personas que son bienvenidas (más de 1,400 al año), el hogar tiene como objetivo concienciar a la comunidad local sobre los problemas de quienes se encuentran en un estado de pobreza extrema, a través de mesas redondas, conferencias, actividades de cineforum, cenas multiétnicas, debates, etc. Se presta especial atención al acompañamiento espiritual, al redescubriento de nuevo a los hermanos y hermanas receptores de amor pero también capaces de seguir amando la vida, a pesar de las dificultades. De hecho, dentro de la Locanda también hay una capilla multiconfesional donde todos pueden crear un espacio para el diálogo con Dios, un espacio para reflexionar, para orar.

Pin It on Pinterest

Share This