Evangelio y Vida para el 1 de octubre de 2018

por | Oct 1, 2018 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

¿Quién es el más importante?

Job. 1, 6-22; Sal 16; Lc 9, 46-50.

Esta es la “grandeza” de Santa Teresita, decía: “Quiero pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra.” El secreto es reconocer nuestra pequeñez ante Dios, nuestro Padre, tener una actitud de niño al amar a Dios, es decir, amarlo con simplicidad, con confianza absoluta, con humildad, sirviendo a los demás. Esto es a lo que ella llama su “caminito”. Es el camino de la infancia espiritual, un camino de confianza y entrega absoluta a Dios.

Porque a los discípulos de Jesús nos puede pasar que queramos privilegios, que busquemos protagonizar, ser importantes. Recordemos que a un joven sacerdote del siglo XVII llamado Vicente de Paúl le pasó lo mismo. Jesús nos dice a los discípulos de todos los tiempos que en hacerse pequeño, simple, sencillo está la importancia y la grandeza de ser ciudadano del cielo aquí en la tierra. Son las mismísimas actitudes de Jesús, a través de las cuales podremos ser uno con los demás, en sus necesidades y pobrezas, con amor y ternura.

¡Solamente con Jesús, con su gracia, es posible!

¿Cómo me relaciono con los demás? ¿Con qué actitudes?

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Adrián Acosta López, CM

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This