La vida de X (el nombre será preservado) se divide entre un antes y un después de los Proyectos Sociales. Ella, su hija y los tres nietos estaban en situación de hambre en la ciudad de Caicó (RN, Brasil). La familia comenzó a recibir la cesta básica de los vicentinos locales que, además de garantizar la alimentación, hicieron algo más. Los cohermanos crearon un Proyecto Social para promoverla; inscribieron la iniciativa en el Consejo Nacional de Brasil de la Sociedad de San Vicente de Paúl, y recibieron recursos para poner la idea en práctica.

X siempre decía que su sueño era trabajar. Tenía una aptitud especial por la cocina. Los vicentinos, entonces, unieron el deseo a la vocación. Crearon un proyecto de una tienda para vender alimentos preparados en barbacoa en un área en la casa donde ella vive. La iniciativa fue tan acertada que, además de pinchos, empezó a vender porciones y sándwiches.

El consocio Levanildo Queirós cuenta que la familia ya ha sido promovida y logrado mejorar considerablemente el nivel de vida. “Ella ya reformó la casa, amplió el área donde vende las comidas… Estamos muy felices”.

Lo que sorprende es la rapidez con que sucedió la promoción. El Proyecto Social fue aprobado a finales de 2016. Menos de un año y medio después, el pasado de hambre se volvió sólo una memoria triste; el presente es de abundancia y la certeza de que la vida puede mejorarse.

Fuente: Redacción del SSVPBRASIL – http://www.ssvpbrasil.org.br/

Pin It on Pinterest

Share This