Lo que podemos aprender de la naturaleza sobre los sistemas cambiantes

A menudo uno recibe más que lo que uno da. Este pasado fin de semana tuve el privilegio de compartir algunas reflexiones con los Vicentinos de la Región Oriental de la Sociedad de San Vicente de Paúl de Estados Unidos. El tema de su reunión fue «Más fuertes unidos». Obviamente, «más fuertes unidos» es un concepto clave para el cambio sistémico.

Encontré un regalo especial en la oración final de la reunión. Te invito a que consideres si tiene lecciones para aquellos preocupados por cambiar los sistemas.

La oración:

Líder: Cada vez que un ganso aletea, genera un impulso hacia arriba para los que le siguen. Volando en forma de «V», toda la bandada aumenta en un 71% la distancia recorrida, comparado a si volase solo.

Todos: la lección: las personas que comparten una dirección común y un sentido de comunidad pueden llegar más rápido y más fácil a donde están yendo, porque viajan empujados los unos a los otros.

Líder: Cuando un ganso abandona la formación, en seguida siente el lastre y la resistencia de tratar de volar solo, y rápidamente vuelve a la formación para aprovechar el poder de elevación de las aves que están inmediatamente delante de él.

Todos: la lección: si tenemos tanto sentido como un ganso, nos mantendremos en formación con aquellos que se dirigen a donde queremos ir y estaremos dispuestos a aceptar su ayuda, así como a dar la nuestra a los demás.

Líder: Cuando el ganso que está a la cabeza se cansa, deja el lugar principal de la formación y otro ganso ocupa la posición principal.

Todos: la lección: Vale la pena turnarse para hacer las tareas difíciles y compartir el liderazgo. Si tenemos tanto sentido como un ganso, recordaremos que, de hecho, somos interdependientes el uno del otro.

Líder: Los gansos de detrás de la formación graznan, para alentar a los que están adelante a mantener su velocidad.

Todos: la lección: tenemos que asegurarnos de que nuestros graznidos desde atrás sean alentadores.

Líder: Cuando un ganso se enferma o está herido o es derribado, dos gansos abandonan la formación y lo siguen para ayudarlo y protegerlo. Se quedan con él hasta que puede volar nuevamente o muere. Luego se lanzan por su cuenta con otra formación o a alcanzar al rebaño.

Todos: la lección: si tenemos tanto sentido como un ganso, también nos apoyaremos en los momentos difíciles, así como cuando somos fuertes.

Juntos: Señor, te pedimos que nos des la gracia:

De tener una dirección común y sentido de comunidad. De permanecer con aquellos que se dirigen a donde queremos ir. De estar dispuesto a aceptar ayuda, así como a ayudar.

De tomar turnos para hacer las tareas difíciles y compartir el liderazgo. De asegurarnos que nuestros graznidos desde atrás son alentadores.

De mantenernos unidos tanto en tiempos difíciles como cuando somos fuertes. Y de tener tanto sentido como un ganso. Amén

PD: Varias versiones de la oración están en toda la web. Incluso hay algunas versiones de video realmente hermosas.

Pin It on Pinterest

Share This