¿Te abruman las noticias de cada día?

por | Jul 17, 2018 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

J. Patrick Murphy escribe en Mr. Vincent

Los historiadores describen la climatología durante la vida de Vicente como la pequeña edad de hielo. La mitad de las cosechas fallaron; la inanición estaba fuera de control; el número de pobres aumentó exponencialmente.

¿Suena familiar?

A veces, las noticias diarias nos asustan. Pero es importante tener en cuenta que esta no es la primera vez que las personas se sienten abrumadas.

En el tiempo de Vicente, las amargas guerras de religión dividieron a los pueblos. La monarquía impuso impuestos y pidió muchísimos préstamos, todo en un esfuerzo por satisfacer el creciente costo de la guerra. La mayor parte del dinero recaudado se destinó a ejércitos y defensa, a subsidios a aliados o a pagos de intereses sobre préstamos que habían financiado guerras anteriores.

Naturalmente, dentro de ese mundo fueron los pobres los que sufrieron. Se estima que solo el 10% poseía suficiente propiedad para garantizar comidas regulares y adecuadas, mientras que el 90% no.

A todo esto J. Patrick Murphy ofrece la siguiente lección de Vicente:

Lección: Está bien tener un desafío abrumador en la vida. Usted puede hacer la diferencia de todos modos.

Cómo se enfrentó San Vicente

El obispo Robert Barron observa:

No creo que San Vicente hubiese trazado y planeado en su mente que fundaría tantas instituciones, grupos u órdenes…. Más bien, él dijo «sí» a la persona pobre que vino a él… Reconoció a Cristo en la necesidad del momento y dijo «sí» a la invitación, y dio un paso. ¡Él hizo algo!

Cristo continúa naciendo en los lugares pobres y abandonados de nuestro mundo. Cuando vamos a los pobres, encontramos a Cristo. No tenemos que tener un plan maestro o preocuparnos por todo; solo tenemos que decir «sí» a la invitación en este momento. San Vicente hizo esto y se encontró con Cristo. Transformó su vida y su vida continúa transformando nuestro mundo.

De hecho, fueron tan sorprendentes las actividades de Vicente que el predicador en su funeral, Henri de Maupas du Tour, declaró: «Casi transformó la faz de la Iglesia».

Todo haciendo lo que es correcto.

Pocos santos han sido tan efectivos como San Vicente. Organizó obras prácticas de Caridad, fundó no solo una comunidad de sacerdotes dedicados a la evangelización de los pobres, sino también a las Hijas de la Caridad. En estas, tuvo éxito donde San Francisco de Sales fracasó, al romper las restricciones de la ley eclesiástica y permitir a las mujeres participar en el ministerio práctico, fuera de los conventos. Él formó generaciones de sacerdotes. Organizó inmensos alivios de ayuda en las guerras, rescató a innumerables niños abandonados, cambió las actitudes hacia los prisioneros. Y, sí, alimentó a miles de personas cada día.

Todo haciendo lo que es correcto.

¿Que debo hacer yo?

Es posible que no podamos lograr tanto como San Vicente. Pero todos podemos hacer lo que es correcto… darnos cuenta de que algo debe hacerse y hacernos la pregunta Vicenciana: ¿QUÉ DEBO HACER?

  • ¿Cuán a menudo me pregunto «¿Qué debo hacer?»
  • ¿Cuán a menudo doy el paso para hacer algo?
Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This