Este encuentro tendrá lugar del 15 al 21 de junio de 2018 en Salamanca (España)

Oh Dios misericordioso, que inspiraste a Federico Ozanam y sus compañeros a formar una Conferencia de jóvenes cuyo objetivo, en el carisma de San Vicente de Paúl, fue ver y servir a Cristo en la persona de los Pobres.

Estamos agradecidos por llamarnos a seguir sus pasos. Renueva Tu Espíritu dentro de nosotros y de todos los jóvenes de la Sociedad de San Vicente de Paúl.

Queremos profundizar en la espiritualidad que animó a Ozanam y sus compañeros. Ayúdanos a ser líderes entre los jóvenes de hoy, para saber entusiasmar y fomentar la participación de la juventud en la SSVP, con un doble objetivo, el de la mejora personal y la mejora de los más marginados de la sociedad. Danos creatividad para que nuestro amor pueda ser “inventivo
hasta lo infinito”.

Enséñanos a encontrar formas sistémicas de aliviar la pobreza, a la vez que como vicentinos, nos sintamos portadores de la esperanza cuando visitamos a los Pobres personalmente en sus casas, caminamos con ellos y les llamamos por su nombre.

Bendice este II Encuentro Internacional de Jóvenes Vicentinos de la SSVP, para que sea una gran oportunidad de la juventud vicentina y donde las reuniones para rezar, discutir y tomar decisiones, sean siempre acordes a Tu voluntad.

Derrama Tu Espíritu de sabiduría sobre nosotros jóvenes, para que sepamos buscar siempre la Verdad, así como practicar la caridad y la defensa de la justicia social, de esta forma nuestros trabajos entre los jóvenes y con los Pobres darán “frutos que durarán”.

Nosotros te reconocemos Señor, como el donante de todos los bienes. Con gratitud y alegría por nuestra vocación vicentina, renovamos nuestra promesa como miembros de la SSVP, con el compromiso de invitar a otros jóvenes, en países de todo el mundo, a servir juntos en la esperanza.

Danos, oh Señor, fuerza y coraje para vivir esta misión.

Que la Virgen Inmaculada, nuestra patrona, interceda, de forma misericordiosa, por nosotros jóvenes de la SSVP. Todo esto Te lo pedimos, Dios misericordioso, en el nombre de Jesucristo por la intercesión del Beato Federico Ozanam y del Beato Pier Giorgio Frassati.

Amén

Pin It on Pinterest

Share This