La Sociedad de San Vicente de Paúl (SSVP), a través de su Consejo General Internacional (CGI) con sede en París, quiere públicamente manifestar su gran preocupación por la situación sociopolítica en Nicaragua.

El país centroamericano desde hace más de 30 días está sufriendo multitud de conflictos, con más de cincuenta ciudadanos fallecidos, muchos de ellos estudiantes y cientos de personas damnificadas.

El Consejo General apela a los líderes políticos, a los empresarios, a la juventud, a la oposición y a todas las personas de bien que busquen el diálogo, la conciliación y la paz, paz que nos exige Nuestro Señor Jesucristo en el Evangelio de San Juan 14, 27 (“Mi paz os dejo, mi paz os doy”).

La Sociedad de San Vicente de Paúl apoya y suscribe el contenido de la reciente nota emitida por la Iglesia Católica a través de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, pidiendo la inmediata reconciliación nacional y el fin de las protestas, exhortando a que el país vuelva a la estabilidad democrática constitucional.

Ante el clima inestable vivido en Nicaragua actualmente, las Conferencias vicentinas han tenido que suspender las visitas domiciliarias a las familias pobres, así como todas las actividades sociales, hasta que la normalidad vuelva al país. La seguridad de las personas asistidas y la de los vicentinos, está en primer lugar. La SSVP en Nicaragua tiene 35 Conferencias con 500 socios.

“El pueblo nicaragüense es trabajador, digno y ordenado, y no merece sufrir lo que está sucediendo. Nosotros, vicentinos de todo el mundo, nos solidarizamos con los hermanos nicaragüenses y rezamos a Dios para que esta terrible situación termine cuanto antes y que los problemas sean resueltos pacífica y democráticamente”, subrayó nuestro consocio Renato Lima de Oliveira, 16º Presidente General de la SSVP.

El Consejo General pide que, en la reunión de las Conferencias vicentinas esta semana, se rece una Avemaría por la pacificación nacional en Nicaragua.

Fuente: https://vincentians.ssvpglobal.org/

Pin It on Pinterest

Share This