últimas noticias sobre el COVID-19

Sínodo de la Amazonía, Pueblos Indígenas, el Planeta…

por | May 4, 2018 | Noticias, Presencia en la ONU | 0 comentarios

«Estoy convencido de que el cambio climático, y lo que hacemos al respecto, nos definirá a nosotros, a nuestra era y, en última instancia, al legado global que dejamos a las generaciones futuras. Hoy ha pasado el momento de la duda». El ex secretario general de la ONU Ban Ki-moon

La XVII Sesión del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas (FPNUCI), celebrada del 16 al 27 de abril de 2018, trató sobre los «derechos colectivos de los pueblos indígenas sobre tierras, territorios y recursos». Durante estos días, las mentes y los corazones de las ONG de inspiración católica que están en la ONU estaban sintonizados con la primera reunión del comité que discutió en Roma, junto al Papa Francisco, los temas del Sínodo amazónico.

El Papa Francisco anunció una asamblea especial del Sínodo de los Obispos, programada para octubre de 2019: «Aceptando el deseo de algunas Conferencias de Obispos Católicos en América Latina, así como la voz de varios pastores y fieles de otras partes del mundo, he decidido convocar una Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la región Pan-Amazónica, que tendrá lugar en Roma en octubre de 2019».

Se prestará especial atención, agregó, a los pueblos indígenas, «a menudo olvidados y sin la perspectiva de un futuro sereno», y a la crisis de la selva amazónica, considerada uno de los «pulmones» del mundo, por la cantidad de oxígeno que produce su abundante vegetación. En marzo de 2015, el Vaticano anunció una iniciativa para proteger la cuenca del Amazonas y sus habitantes.

La Congregación de la Misión es miembro activo de la Red Eclesial Pan-Amazónica (PEPAM), cuyo objetivo es promover el desarrollo económico de la región, mientras se manejan los recursos naturales amazónicos de una manera respetuosa con la dignidad humana y orientada al bien común. Desde el Grupo de Trabajo Minero de las Naciones Unidas, junto con las Hijas de la Caridad y más de 30 ONGs, trabajamos en profunda comunión con REPAM en la protección de la selva amazónica, lo cual es una prioridad global crítica ya que genera el 20% del oxígeno de la tierra y es el hogar del 15 a 20 por ciento de todas las especies.

Siguiendo las intuiciones principales de Laudato Si, la esperanza de los ecologistas y activistas eclesiales es que el Sínodo pueda unificar, aún mucho más, los esfuerzos de la Iglesia para promover una administración y una sostenibilidad responsable para promover los derechos humanos, la evangelización (humanización) y el desarrollo cultural, social y económico de su gente, especialmente de la población indígena.

Al visitar Brasil al comienzo de su pontificado, Francisco le dijo a un grupo de obispos brasileños que la Amazonía no debe de ser «explotada indiscriminadamente, sino convertida en un jardín». » La Iglesia no está en la Amazonia como quien tiene hechas las maletas para marcharse después de haberla explotado todo lo que ha podido», dijo Francisco a los obispos. «a Iglesia está presente en la Amazonia desde el principio con misioneros, congregaciones religiosas, sacerdotes, laicos y obispos y todavía hoy está presente y es determinante para el futuro de la zona».

Algunos de nosotros hemos estado abogando por una reflexión durante el Sínodo que considere las consecuencias del colonialismo cultural, económico, político y religioso en la Amazonía no solo en el pasado sino también en los tiempos actuales. Los pueblos indígenas y los territorios amazónicos han sido sometidos a una opresión sistémica, cruel e inhumana que pone en grave peligro la existencia de este recurso esencial para el futuro de la humanidad, así como de cientos de otras especies.

También pensamos que un Sínodo sobre la Amazonía debería ser un reflejo/discernimiento universal sobre la realidad actual y el futuro de otros lugares críticos para nuestro planeta, como la Cuenca del Congo. En octubre de 2015, en Kinshasa (República Democrática del Congo) se celebró un taller consultivo sobre la creación de una red eclesial de la cuenca del Congo, REBAC. Existe una conexión indivisible entre la Amazonía y la red eclesial REPAM y la Cuenca del Congo y la red eclesial REBAC… este es el camino del Espíritu (profecía) que nos dice dónde deberían estar nuestros recursos, preocupaciones y esfuerzos.

La Familia Vicenciana está siendo invitada a participar activamente en diferentes iniciativas, que apuntan a desarrollar una nueva espiritualidad ecológica. Esta es una oportunidad para nosotros para expandir nuestra propia narrativa mística en este nuevo tiempo. Nuestra narrativa / compromiso profético no puede desconectarse de la realidad del cambio climático y los esfuerzos de tantos para proteger nuestro hogar común (humanidad / planeta) de la devastación. Si nuestro compromiso es realmente con el reino de Dios, entonces nuestra narración de comunión debe construirse en una conexión profunda con todas las especies, con este hermoso planeta, con mujeres y hombres de todas las razas, tradiciones espirituales y nacionalidades… todos estamos invitados a unirnos en lo fundamental: ¡un mundo nuevo donde una vida digna sea posible para todos! ¡Esperamos que el Sínodo de la Amazonia sea otra voz fuerte del espíritu que nos diga que aún tenemos tiempo para decidir un futuro sostenible!

Guillermo Campuzano, CM es el representante de la Congregación de la Misión ante la ONU

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This