últimas noticias sobre el COVID-19

Vicencianos en la vida pública • Una reflexión semanal con Ozanam

por | Mar 5, 2018 | Federico Ozanam, Formación, Javier F. Chento, Reflexiones | 0 comentarios

A la misma hora, otras treinta conferencias formadas en los puntos más alejados del país, celebraban la misma solemnidad. ¿Cómo no tener alguna esperanza en esa fuerza de asociación ejercida principalmente en las grandes ciudades, en todas las facultades de Derecho, en todos los centros de estudio, sobre una generación llamada a cumplir las profesiones liberales y los puestos influyentes? Y si en otro tiempo la inmoralidad descendía de las clases superiores, de las academias, de la magistratura, de los jefes militares, de los hombre políticos, sobre la burguesía y sobre el pueblo, ¿no podríamos nosotros, sin demasiada locura, creer que la providencia divina nos llama a la rehabilitación moral de nuestra patria, cuando ocho años han bastado para hacer crecer nuestro número de ocho a dos mil, cuando muchos de los nuestros, sin la ayuda de la intriga y del favoritismo, ocupan ya las posiciones más altas de la sociedad; que de todas partes invadimos la abogacía, la medicina, los tribunales, las cátedras; que una sola de nuestras conferencias está compuesta de la tercera parte de la École Normale y de los alumnos más brillantes de la École Polytechnique?…

ozanam_firma

Federico Ozanam, Carta a Amélie Soulacroix, del 1 de mayo de 1841.

reflexion-ozanam-es

Reflexión:

  1. Ozanam estaba en París, cuando escribe esta carta, de profesor suplente de Literatura extranjera en La Sorbona, mientras que su prometida vivía en Lyon con su familia. Ya faltaba poco tiempo para su boda, poco más de mes y medio (se casarían el 23 de junio de 1841).
  2. El Domingo del Buen Pastor (que coincide con el cuarto domingo de Pascua), la Sociedad de San Vicente de Paúl celebró una de sus cuatro reuniones anuales en París. Además de esta reunión general,  muchas otras conferencias se reunieron al mismo tiempo. Federico le cuenta detalles de esta reunión a su prometida, mientras hace una interesante reflexión sobre el crecimiento de la Sociedad de San VIcente de Paúl y su papel y lugar en la sociedad.
  3. La SSVP había crecido con fuerza en poco tiempo: en apenas 8 años pasaron de ser siete miembros a dos mil, y pronto rebasarían las fronteras francesas para asentarse en otros países también. Es un movimiento pujante, que se expande con rapidez, sobre todo formado por jóvenes estudiantes.
  4. Ozanam sueña con que este movimiento regenere todos los estamentos de la sociedad: jóvenes que, con ideales firmes basados en el Evangelio, sean capaces de servir con honestidad a sus semejantes, incluso a «la rehabilitación moral de nuestra patria». Entonces eran comunes la corrupción, egoísmo y mediocridad entre las clases dirigentes; podríamos pensar que —vista la situación de nuestro mundo— en este aspecto no ha variado mucho la situación. La Constitución Pastoral Gaudium et spes, del Concilio Vaticano II, nos dice, en su nº 73: «La mejor manera de llegar a una política auténticamente humana es fomentar el sentido interior de la justicia, de la benevolencia y del servicio al bien común y robustecer las convicciones fundamentales en lo que toca a la naturaleza verdadera de la comunidad política y al fin, recto ejercicio y límites de los poderes públicos». Esto es: dirigentes con valores que ejerzan rectamente sus funciones. El crecimiento personal y cristiano, el seguimiento a Jesucristo evangelizador de los pobres, la preocupación por los necesitados: son todas actitudes que están en el origen y en el corazón de la SSVP.
  5. La faceta pública de la fe no puede ser ajena a los movimientos vicencianos. Estamos llamados, también, a regenerar la sociedad y a enriquecerla con la visión cristiana de la vida, misión que compartimos con todo creyente.
.

Cuestiones para el diálogo:

  1. ¿Cuidamos de atender y fomentar la participación de los jóvenes en nuestros movimientos vicencianos? ¿Qué podríamos hacer para mejorar en este sentido, y atraerles?
  2. ¿Somos conscientes de nuestro deber de «regenerar la sociedad»? ¿Qué tendrá esto que ver con el Cambio Sistémico que promocionamos desde la Familia Vicenciana?

Javier F. Chento
twitter icon @javierchento
facebook icon JavierChento

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This