Evangelio y Vida para el 28 de febrero de 2018

por | Feb 28, 2018 | Cuaresma, Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Jr 18, 18-20; Sal 30, 5-16; Mt 20, 17-28.

“Miren que subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre va a ser entregado”

Y así sucedió. Fue entregado, flagelado, crucificado, muerto y sepultado. Cumplió las antiguas profecías, y al tercer día resucitó. De todo ello, tenemos los mejores testigos. También hoy seguimos teniendo testigos a prueba de persecuciones.

La fe en Jesús se extendió pronto por Oriente Medio. Estos años, nuestros hermanos de esa región han sido especialmente perseguidos, como Jesús. “La comunidad cristiana es la más perseguida del mundo. 215 millones de almas en 108 países están sobreviviendo en un ambiente hostil, diseminadas en su mayoría por Medio Oriente y África, sin paraguas bajo el que guarecerse. Cuatro de cada cinco personas perseguidas y asesinadas por su religión son cristianas”. Ha habido ejecuciones en masa, después de empeñarse en que renegaran de Cristo, pero no lo hicieron; cientos de miles de cristianos tuvieron que huir de sus lugares- Por ejemplo, por primera vez en Nínive, después de 2000 años, el 2014, no quedó ni un cristiano que pudiera celebrar allí la Navidad. O habían sido ejecutados o tuvieron que huir.

El joven Iraquí, Hussam Banno lo decía así en octubre pasado, en Hungría, en la reunión Internacional sobre Cristianos Perseguidos: “Nos llamaban infieles, nos insultaban y agredían, se burlaban de nosotros. Había bombardeos y ataques terroristas todos los días. Dos estudiantes universitarios que conocí fueron asesinados. Cuando el Estado Islámico conquistó las Llanuras de Nínive, huimos a Ankawa, en el Kurdistán. Nuestra salida fue muy dura… Caminamos kilómetros y kilómetros. No nos quedaba más remedio que caminar para salvar la vida. Ahora Qaraqosh, mi ciudad, está liberada, pero nuestra casa es un montón de cenizas. A pesar de estas penosas circunstancias las personas han comenzado a reconstruir pero la situación allí es muy inestable”.

Mientras esto sucedía o sucede, en el Occidente el apagón informativo era y es estruendoso. Los medios callan, miran para otro lado. Les es más ventajoso seguir propagando la ideología de género y atacando a las familias. Pero tú yo, ¿no podremos esta Cuaresma orar de verdad por nuestros hermanos perseguidos? ¿No podremos leer despacio las narraciones de la Pasión de Jesús en los cuatro evangelios?

Es tiempo de agradecer el don de la fe, de acompañar a Jesucristo en su amorosa entrega por nosotros. ¡Ojalá que nos animemos a hacerlo!

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Honorio López Alfonso, cm

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This