“Queridos jóvenes: no entierren sus talentos, ¡los dones que Dios les ha dado! ¡No teman soñar con cosas grandes!” Papa Francisco

Cheyenne, una estudiante de primer año de la Universidad Immaculata, tiene fuertes raíces en la comunidad de Germantown, donde asistía a St. Athanasius Catholic School de primero a octavo grado y regresó en sus años de escuela secundaria como consejera de un campamento de verano y voluntaria del programa de extraescolares. Su trabajo en el campamento comienza en la mañana con el desayuno de los niños, seguido de una media hora de juego. Después, normalmente hay una actividad, la hora del almuerzo y una película que los niños eligen. Todos los miembros del personal y los maestros han sido mentores de Cheyenne, incluidas sus tías y abuelas que también trabajan en la escuela. Destacó a una maestra llamada Miss Moore que le ha dado valiosos consejos mientras se embarca en un nuevo viaje hacia la universidad, a fines de agosto.

Esta joven líder ha aprendido mucho al trabajar con niños; sobre todo, le ha enseñado a ser paciente. Ella dice que todos los niños tienen diferentes personalidades —algunos son calmados mientras que otros son más hiperactivos—, a los que tiene que analizar y entender para ser una consejera de campamento efectiva. Cheyenne comentó sobre una estudiante en particular que le impresionó, así como a los otros miembros del personal. Ella dijo que Gabriella es muy inteligente e despierta, muy por encima de su edad. Esta «viejecita», según Cheyenne, ha sido su mejor instructora para aprender a ser paciente, ya que Gabriella siempre le recuerda a Cheyenne que tenga paciencia con los demás niños e incluso ayuda a otros niños durante las actividades.

Fuera del voluntariado, los pasatiempos de Cheyenne incluyen mirar «Anatomía de Grey» y el ganchillo. Sus habilidades con el ganchillo provienen de estudiar videos de Youtube y luego practicar los diseños por su cuenta. Incluso hace sombreros de ganchillo para bebés prematuros y envía cuadrados de ganchillo a Project Chemo Crochet para convertirlos en una manta para pacientes con cáncer. Sus planes futuros incluyen estudiar biología en la Universidad de Immaculata, con la esperanza de convertirse en una neurocirujana, vocación que descubrió al ofrecerse como voluntaria y colaborar en CHOP, Children’s Hospital of Philadelphia. ¡En general, diría que esta joven tiene un futuro brillante y prometedor del que su comunidad está muy orgullosa! La presencia del Centro y la tradición Vicenciana de la escuela local le han permitido a Cheyenne decir #YoSoyVicente.


Faces of Germantown está destinado para el uso del Centro para Adultos Jóvenes de St. Vincent De Paul, que es una casa sin fines de lucro que alberga grupos de retiros de escuelas secundarias y universidades que siguen las enseñanzas vicencianas. Esta página fue iniciada por un interno de verano, en mayo de 2017, con el fin de poner caras a los miembros de la comunidad de Germantown y mostrar algunas de las historias y talentos de las personas que viven allí. Ellos gustosamente lo han compartido con el mundo.


Tags:

Pin It on Pinterest

Share This