¿Cómo visitaba Federico Ozanam a los pobres? #AnecdotarioFV

por | Sep 2, 2017 | Formación | 0 comentarios

El servicio de los pobres ocupó una posición tan prominente en la vida de Ozanam que resulta de interés saber cómo lo llevaba a cabo. Fue, en esencia, un servicio de amor. Sus modales con los pobres eran considerados y deferentes, como haría con un igual. Invariablemente se quitaba el sombrero al entrar en sus humildes moradas, saludándoles con su cortés fórmula: «Soy su siervo». Nunca les sermoneaba; después de dar todo lo que tenía que dar, se sentaba a charlar con ellos sobre cualquier tema que pudiese animarles o interesarles.

Cuando eran ellos quienes se acercaban a visitarle, no les recibía en el vestíbulo, sino que les introducía en su despacho, les ofrecía una silla cómoda y se comportaba con ellos, en todos los sentidos, como si fueran visitantes a los que se alegraba de honrar.

En Navidad siempre les llevaba un pequeño regalo: un libro, una estampa, o alguna cosilla que sabía que les iba a gustar.

Tomado de O’Meara, “Federico Ozanam, profesor en la Sorbona: su vida y obra”, Barakaldo: Somos VIcencianos, 2017, capítulo XVI.

Tienes alguna anécdota de la Familia Vicenciana que quieras compartir con nosotros?

Envíanosla rellenando este formulario:

    Su Nombre (necesario)

    correo electrónico (necesario)

    Tema
    Anecdotario de la Familia Vicenciana

    Mensaje

    [recaptcha]

    Etiquetas: Anecdotario

    0 comentarios

    Enviar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    homeless alliance
    VinFlix
    VFO logo

    Archivo mensual

    Categorías

    Sígueme en Twitter

    colaboración

    Pin It on Pinterest

    Share This