Evangelio y Vida para el 7 de agosto de 2017

por | Ago 7, 2017 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Mirando al cielo, pronunció una bendición y les dio los panes a los discípulos para que los distribuyeran a la gente”

Núm 11, 4-15; Sal 80; Mt 14, 13-21.

Una de las oraciones de Jesús, que compartimos con la gente en las misiones populares, es la siguiente: “Te bendigo Padre Dios y Padre Bueno, y te doy gracias, porque así te parece bien. Hágase tu voluntad. Amén”.

Es una oración muy sencilla, profunda y eficaz que da muy buenos resultados, y de manera especial para los momentos o acontecimientos más difíciles que nos toca vivir.

Bendecir a Dios en todo momento y darle las gracias, es una manera muy clara de reconocer quién es Dios para nosotros y definir qué lugar ocupar en nuestras vidas.

Seguramente a nosotros –en nuestras cortas miradas o pensamientos muy limitados– no nos parezca nada bien lo que nos llega a acontecer o nos llega a sorprender inesperadamente (una enfermedad grave, la muerte de un ser querido, etc, etc.), pero el hacer de corazón esta oración nos deja mucha paz nos permite “fluir” conforme a la voluntad de Dios.

Con esta oración de Jesús, las personas afianzan más fuertemente su oración y su relación con Dios.

Y tú oración…. ¿Cómo es?

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Servando Sánchez Ayala, cm

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This