Evangelio y Vida para el 5 de julio de 2017

por | Jul 5, 2017 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Gén 21, 5. 8-20; Sal 33, 7-13; Mt 8, 28-34.

Violencia, sepulcros, endemoniados, cerdos, “y nadie podía pasar por aquel camino”.

El relato que leemos hoy en san Mateo parece el retrato de no pocos lugares actuales, donde los demonios mandan y son obedecidos. Sólo Jesús pudo con ellos y sus violencias. Pero los habitantes de aquella orilla del lago preferían su economía cerdícola antes que la salud de los enfermos. Como quien prefiere los dineros de los corruptos y narcos antes que la seguridad de la gente. Y aquellos habitantes “le rogaron a Jesús que se marchara de su territorio”. Y él se fue.

A lo largo de los evangelios no hay ninguna petición más triste que ésta. Pero Jesús no quiere quedarse por medio del poder y la violencia. Se fue. No es un invasor; respeta nuestra pobre libertad. Y, desde nuestra libertad, tú y yo le pedimos: ¡Ven, Señor Jesús! Sin ti, nuestra libertad está vacía y se convierte en la fea mueca del libertinaje y el sinsentido.

Ven, Señor, Jesús, que sin ti la casa, la familia, la comunidad está triste y todo se vuelven pleitos.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Honorio López Alfonso, cm

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This