Evangelio y Vida para el 2 de julio de 2017

por | Jul 2, 2017 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

2 Re 4, 8-11. 14-16; Sal 88, 2-3. 16-19; Rom 6, 3-4. 8-11; Mt 10, 37-42.

“…tan sólo un vaso de agua fresca”

Siempre me llama la atención este hecho: Jesús, el más manso y humilde, pide de nosotros el primer lugar en el amor, antes que padre, madre, hijos…, y añade que “quien pierda su vida por mí, la encontrará”. Como lo decía san Vicente de Paúl: “Hemos de amar a nuestro señor con ternura y afecto como un niño que no puede separarse de su madre”. Desde ese amor a él, crecen los demás buenos amores y nacen las obras, los servicios, la entrega amorosa al bien los pobres. Y nos asegura Jesús que “hasta el vaso de agua que demos a uno de estos pequeños… no quedará sin recompensa”.

Recuerdo la canción de Nena Daconte: “Tenía tanto que darte, / tantas cosas que contarte, / tenía tanto amor, / guardado para ti…” ¿Cómo me distraje de tal manera que no te lo di? ¿Cómo pude anteponer mi egoísmo a tu vida? Y contigo y contigo… y así con tantas personas a quienes pude ayudar y amar más y mejor y desatendí.

Dame, Señor Jesús, que sepa darte cada día el primer lugar de mi afecto, pues sólo así también mi amor a los demás será fiel y estará lleno de cuidados.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Honorio López Alfonso, cm

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This