Evangelio y Vida para el 1 de junio de 2017

por | Jun 1, 2017 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Hch 22, 30; 23. 6-11; Sal 15; Jn 17, 20-26.

Que todos sean uno lo mismo que lo somos Tú y yo, Padre.

La despedida de Jesús finaliza con una oración confiada a su Padre, oración que brota de lo más profundo de su corazón mediador y misericordioso. Una oración nada fácil de hacer antes de iniciar su camino al calvario. En ella pide por su comunidad de discípulos, es decir por su Iglesia, que peregrina en el mundo y donde Jesús ve que es muy fácil acomodarse a tantas cosas que van en contra del proyecto del Padre.

Sabe Jesús la fuerza transformadora de la oración para quien la realiza y para quien la recibe, por eso pide al Padre fortaleza para los suyos, es decir, para cada uno de nosotros que día a día intentamos optar por el proyecto del Reino y por su Palabra, por nosotros que nos damos cuenta que no es fácil seguir a Jesús, que optar por El implica buscar con todas nuestras fuerzas la unidad en medio de la diversidad entre los cristianos, en cada una de nuestras familias, en nuestras comunidades, espacios de trabajo, es allí donde se refleja que somos de Jesús.

Te pidió, Señor, por la unidad de la Iglesia, ayúdanos a evitar toda división entre los cristianos ¡Señor, que tu Espíritu nos fortalezca en el caminar diario!

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Blanca López Leija, HC

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This