El programa Daybreak de DePaul USA lucha contra la falta de vivienda en Macon

por | May 28, 2017 | Noticias | 0 comentarios

«La gente cambia, pero los números permanecen iguales. La falta de vivienda no es un grupo de 200 personas. Vemos a unas 1.500 personas al año en Daybreak. No hay mucha variación, pero de alguna manera demuestra que la pobreza en Macon es un gran problema».

Cierra tus ojos. Son las 2 de la madrugada. Suenan las sirenas. Tratas de acostarte y descansar sobre el cemento, pero no puedes. Intentas cerrar los ojos de nuevo. No puedes. Estás solo. Imagina que estás en un refugio temporal y estás rodeado, mientras duermes, por muchos otros, sion ningún lugar donde ir durante el día. Imagínate en un hotel tan ruidoso e inquietante. Uno sólo se puede pagar una noche o una semana. Sólo estás tratando de sentirte estable. Estás sin hogar.

Ahora abre los ojos. La verdad es que, a menos que te hayas visto en la calle y sin vivienda, nunca entenderás realmente lo que es. Leer sobre las luchas es muy distinto a vivirlas. Sin embargo, se puede marcar la diferencia, una que podría muy bien ser un cambio de vida para alguien que se enfrenta a la falta de vivienda. Eso incluye vivir día a día en un hotel, quedarse en el sofá de un amigo, o dormir en la calle. Según el Informe Anual de Evaluación de Desamparados de 2016 al Congreso por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos, cada noche, 549.928 personas experimentaron la falta de vivienda en Estados Unidos.

La falta de vivienda no es un fenómeno nuevo. Ciertamente, tampoco afecta solo a los Estados Unidos. El Grupo Depaul fue creado para tratar la falta de vivienda en Londres en 1989. Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, la Sociedad de San Vicente de Paúl, y otros, tenían como objetivo ayudar y cuidar a los que carecían de techo seguro. San Vicente de Paúl es el homónimo de Depaul Internacional y la inspiración de las organizaciones benéficas. Fue un sacerdote que dedicó su vida al servicio de los pobres. Depaul USA se abrió en 2008 y ahora sirve a ciudades de todo el país, incluyendo Filadelfia, San Luis, Little Rock, Nueva Orleans, Chicago y Macon. La caridad mundial los ve como personas y respeta su humanidad.

Eso es lo que Gaye Martel, Coordinadora de Voluntarios de Daybreak, quiere que lo sepas. Sí, están sin hogar. Pero primero, son personas. Daybreak, un proyecto de Depaul USA, proporciona un refugio seguro durante el día para aquellos que no tienen un lugar que llamar hogar. Daybreak abrió sus puertas en 2012 y ha hecho un impacto sustancial en aquellos que se enfrentan a situaciones de vida inestables. «La gente cambia, pero los números permanecen iguales», dijo Martel. «La falta de vivienda no es un grupo de 200 personas. Vemos a unas 1.500 personas al año en Daybreak. No hay mucha variación, pero de alguna manera demuestra que la pobreza en Macon es un gran problema».

Daybreak es más que un centro de recursos. La instalación humildemente innovadora está llena de calidez y facilidades. Hay duchas, teléfonos y un centro tecnológico para ayudar con la búsqueda de empleo, una sala de lavandería, una clínica médica, y el acceso a los administradores de casos. También hay una gran sala con libros, sofás, y donde se sirve café y una comida caliente por la mañana. El acercamiento individual es lo que hace a Daybreak tan especial. La gente puede encontrar refugio y descansar mientras recibe recursos para su futuro. El personal y los voluntarios hacen que cada persona se sienta valorada.

Según Martel, Daybreak recibe la visita de entre 80 y 120 personas al día. «Tenemos mucha gente que se mueve de nosotros», dijo. Incluso tienen gente que vuelve y apoya a la caridad mediante la donación de suministros o su tiempo. «Uno de nuestros principios es que la única manera de ayudar a las personas a sanarse es construir relaciones con ellos. Estar sin hogar es muy aislante. Vives muy a la defensiva. Eres muy desconfiado de tu autoconservación y eso destruye tu capacidad de considerarte una parte de la comunidad. Eso es lo que necesitamos que la gente recuerde. Ellos son parte de aquí, de Macon. Hay gente que se preocupa por ellos y que realmente pueden provocar un cambio de vida», dijo Martel.

Daybreak es apoyado por 13 iglesias y sinagogas en Macon, pero no hay ninguna afiliación religiosa específica con la caridad. Martel dice que sólo se esfuerzan por ayudar a otros. «Te mereces ayuda, no importa lo que creas».

Fuente: 11th Hour Online Website,
Autor: Hannah Jett Moore

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This