Vivir con un propósito más alto

por | Mar 24, 2017 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Hay una hermosa historia que nos habla sobre la importancia de vivir con un propósito superior en nuestra vida cotidiana:

En cierta ocasión un hombre pasaba por un sitio en construcción. Los trabajadores estaban ocupados con diferentes labores. Tenía curiosidad por saber qué estaban haciendo. Así que le preguntó a uno de los trabajadores acerca de su trabajo. El trabajador le dijo: «estoy llevando ladrillos al sitio en construcción». Otro trabajador que estaba haciendo labores de carpintería le dijo que estaba «haciendo puertas y ventanas». Un tras otro le fueron contando las obras que estaba haciendo cada uno. Cuando ese hombre quiso continuar su camino, se dio cuenta de un niño pequeño que también trabajaba allí. De hecho, llevaba agua hasta el sitio de construcción. El hombre le hizo al niño la misma pregunta, ¿qué estás haciendo? El chico respondió al hombre: «¡Estoy construyendo una Catedral!»

voz-misionero-binoy

Esta historia nos cuenta maravillosamente la importancia de vivir con un sentido de un propósito superior. Es el sentido del propósito superior lo que hace que nuestra vida sea más significativa. El famoso teólogo Hans Ur Balthasar describe este sentido de un propósito superior como el reconocimiento de nuestra parte en el gran «Teodrama». En nuestras actividades cotidianas no debemos perder el sentido de participación en el Teodrama, que Dios planeó para cada uno de nosotros desde la eternidad. La persona que conoce el porqué de su existencia tendrá una actitud diferente hacia su vida y sus obras, lo mimso que la actitud de ese niño pequeño con sus obras era diferente de la de los otros trabajadores.

La sociedad consumista contemporánea a menudo nos presenta una visión errónea de la vida. La ideología habitual de muchos jóvenes hoy en día es sólo lograr un mayor nivel de vida para sí mismos, y poseer lo que todos poseen. Swami Vivekananda, un monje hindú que vivió en el siglo XIX, en su discurso a la juventud de la India, les dijo: «Levántate y despierta, nuestra vida aquí en la tierra es muy corta. Hay cosas mucho más importantes que tenemos que hacer que estar satisfechos con nuestros propios empleos y ganancias «.

En nuestra búsqueda de sentido y propósito de la vida, es bueno recordar que, no es lo que esperamos sino lo que la vida espera de nosotros, o lo que Dios quiere de nosotros, lo que es realmente importante. Esto es lo que aprendemos de la vida de San Vicente. Como joven sacerdote, durante casi doce años, Vicente estuvo tratando de cumplir sus propios objetivos y sueños limitados. Fue cuando se dio cuenta de que Dios tenía un propósito más elevado para su vida cuando se entregó a ese propósito. No sólo su vida cambió, sino que su vida se convirtió en un instrumento de transformación de la sociedad y la iglesia, y su vida se convirtió en una inspiración para muchos.

Sobre el autor:

fr-binoyEl P. Binoy Puthusery, C.M., es un sacerdote paúl perteneciente a la Provincia de India meridional. Fue ordenado sacerdote el 27 de diciembre de 2008 y poco después sirvió como coadjutor en Tanzania. En 2011, después de dos años de ministerio, fue nombrado Director Espiritual de las Hermanas Vicentinas de la Misericordia, en Mbinga, Tanzania, en donde sigue en la actualidad.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This