Este es el quinto trayecto del plan formativo destinado al estudio individual o en grupo, basado en el artículo «Profetismo del Carisma Vicenciano a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia» de Sor María Pilar López, H.C.

 Encontrar a Dios en la administración¿Cuántas veces has escuchado o comentado sobre la carga de la administración? En nuestro artículo, la Hna. Pilar presenta un giro dramático en la administración. ¿Alguna vez has pensado que podría haber una dimensión mística, en el sentido de que uno puede encontrar a Dios en la administración?

Originalmente pensaba en llamar la atención sobre otro aspecto de esta sección sobre bienes materiales. Lo que algunos han llamado la «verdad olvidada» que nos recordó el Papa Francisco en Laudato Si. Me refiero a su destaque del «destino universal de los bienes materiales».

Como observó otro autor, el destino universal de los bienes materiales es hoy sumamente relevante. Esto es especialmente cierto en sociedades como Estados Unidos y Europa Occidental, donde defendemos el derecho a la propiedad privada, casi siempre sin dudar.

Pero entonces pensé que me centraría en su siguiente pensamiento.

«Dos siglos antes de la Asistencia Pública, tres siglos antes de la Seguridad Social, San Vicente puso en marcha cantidad de obras y servicios, para y con los pobres, totalmente gratuitos. Para ello fue necesario encontrar recursos y trabajar para conservarlos».

Encontrar los recursos para la seguridad social y redes de seguridad; estos son, sin duda, problemas actuales en nuestra sociedad, y problemas que Vicente enfrentó hace siglos.

Al leer y releer la sección me fijé en estas palabras:

«En Vicente de Paúl, la gestión de los bienes materiales adquiere una dimensión mística, entendida como ‘vida de unión con Dios’ y que el Santo formula como ‘un mismo querer y no querer’. » (SVP IX, 893).

«Vicente no solo encontró a Dios en el pobre, sino también en la gestión de los bienes, en la ingeniosidad y creatividad que precisó para socorrer a una inmensa multitud de pobres: niños abandonados, huérfanos, enfermos, campesinos en la miseria, refugiados, etc. »

“El administrador que cumple su misión, purificado por el desprendimiento y en el espíritu vicenciano, se convierte también en una imagen del Dios Creador y Providente”.

¡Eureka! ¡Convertirse en una imagen de Dios, Creador y Proveedor! ¡Qué visión para los ministerios de recaudación de fondos y administración!

A continuación, dedica algún tiempo a reflexionar sobre estas preguntas, mientras ves la presentación de diapositivas que se encuentra a continuación:

  • ¿Puedo reformular mi sentido de administración como una carga que obstaculiza el verdadero ministerio?
  • ¿Me veo a mí mismo encontrando a Dios en la administración?

¡Hasta la próxima semana!

Esperamos que hayan disfrutado de esta colaboración, uniéndose a las fuerzas de la

Os pedimos que cada Vicenciano se convierta en un formador.

LEERVERREFLEXIONAROFRECER


Tags: , , ,

Pin It on Pinterest

Share This